Pasajeros listos para viajar en un aeropuerto. (RAQUEL PÉREZ / ONCUBA).-

 

Se trata de un incremento del 20%, según cifras oficiales.

 

DDC, Ciudad de México.-

—Los viajes de cubanos al extranjero crecieron más de un 20% en los primeros ocho meses de 2019, periodo en que 519.000 isleños realizaron 889.000 viajes a otros países.

Esas cifras, que resumen las cifras acumuladas entre el 1 de enero y el 30 de agosto últimos, indican un crecimiento sostenido de las salidas de cubanos a partir del 14 de enero de 2013, fecha en que el Gobierno de Raúl Castro promulgó una reforma migratoria que eliminó para casi todos los ciudadanos el llamado “permiso de salida” o “carta blanca”.

Desde esa fecha y hasta el 30 de agosto de 2019 se contabilizaron 4.600.000 viajes realizados por 1.100.000 personas, informó a la agencia oficial Prensa Latina Ernesto Soberón, director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior (DACCRE) de la Cancillería de la Isla.

Soberón agregó que de ese total, 364.000 cubanos realizaron 1.600.000 viajes solo a Estados Unidos, donde reside la mayor comunidad de emigrados de la Isla.

El funcionario también aseguró que a pesar del crecimiento en las salidas del país, son menos quienes se establecen permanentemente en otros países.

En cambio, las solicitudes de reasentamiento en Cuba crecieron, con 57.000 personas pidiendo retornar entre 2013 y 2019. La mayoría de los solicitantes, 36.000, son “ciudadanos radicados en Estados Unidos”, afirmó Soberón.

Las declaraciones del titular de la DACCRE se produjeron a propósito de la realización esta semana, en la Ciudad de México, del IV Encuentro Regional de cubanos residentes en Latinoamérica y el Caribe, organizado por La Habana.

El funcionario dijo que la política migratoria de su Gobierno contribuyó “al fortalecimiento de los vínculos con la emigración”, aunque evitó mencionar que entre los reclamos desoídos de esa comunidad estuvo el derecho a votar en la reforma constitucional tutelada por el Partido Comunista.

En esa ocasión, el Gobierno invitó a los emigrados a dar su opinión sobre el proyecto de Constitución que fuera aprobado en febrero pasado, pero no les permitió ejercer luego su derecho al sufragio.

El funcionario tampoco mencionó la creciente ola migratoria que ha llevado a miles de cubanos a intentar llegar a Estados Unidos atravesando varios países de Centroamérica en la mayor indefensión legal.

Sin embargo, Soberón afirmó que “el reto mayor está en encontrar el modo de poder emplear todo el potencial que tenemos en el exterior y su posible contribución en tecnología, conocimientos y financiamiento para el desarrollo de proyectos que resulten de beneficio para ambas partes.”