Opositores miembros del Partido Autónomo Pinero (PAP) denuncian represión y atropellos de la Seguridad del Estado.