DDC | La Habana.

—La ministra de Educación de Cuba, Ena Elsa Velázquez Cobiella, considera que quienes residen fuera de la Isla “no tienen derecho” a criticar al Gobierno, en una respuesta a la carta abierta que estudiantes y profesores universitarios cubanos han dirigido a Miguel Díaz-Canel en la que rechazan la “abierta apología a la discriminación” de otra autoridad del sector.

La viceministra primera de Educación Superior, Martha del Carmen Mesa Valenciano afirmó en un reciente texto publicado en la prensa oficial quien “no se sienta activista de la política revolucionaria” del Partido, de su “ideología, moral y convicciones políticas, debe renunciar a ser profesor universitario”.

Un inédito alud de críticas generado por dicho texto provocó la redacción de la misiva a Díaz-Canel.

“Los que no viven en Cuba no tienen derecho a criticarnos. Aceptamos las críticas de los que están junto a nosotros y están dispuestos a compartir nuestras carencias y buscar soluciones”, escribió en su cuenta en la red social Twitter Velázquez Cobiella, en defensa de Mesa Valenciano y en rechazo a la carta de estudiantes y profesores.

El comentario de la ministra suscitó a su vez numerosas respuestas y reacciones críticas.

“Cuba es de los cubanos, no del Partido Comunista y nos duele ver cómo llevan destruyendo el país sistemáticamente por 60 años. Los de afuera no pueden criticar, pero bien que reciben sus remesas y recargas”, escribió Chawy.

Gerardo Fernández Fe, reaccionó: “Y yo que pensaba que quienes viven fuera eran los responsables de la entrada de tres mil millones de dólares en remesas… Debo haberme equivocado”.

Otro usuario identificado como Hotel Camagüey, dijo a la ministra de Educación: “Pero parece que el ‘derecho’ de mandar dinero ese sí lo tenemos… de ser esquilmados con el precio del pasaporte… en fin que los derechos según ustedes están muy ligados al cash que les entra en caja”.

De manera irónica, otro comentarista señaló: “No, de los que no viven en #Cuba nos hace falta su dinero, pero nada más. Ya criticar y retorcer realidades eso solo lo pueden hacer ustedes. Ineptos, vagos, corruptos, contraproducentes, parásitos del sistema”.

El actor cubano Roberto San Martín se preguntó “¿Por qué ministra? No vivir en un país por no estar de acuerdo con quienes lo gobiernan no nos quita el derecho a querer cambiar ese país. De hecho, es lo que nos da derecho a hacerlo”.

San Martín catalogó el pensamiento de Velázquez Cobiella como “fascista y discriminatorio”.

“Muy simpática, señora!! Usted bien sabe que quienes están allí dentro no pueden hablar, porque terminan pateados en Villa Marista o desaparecidos y encarcelados. No tome a los cubanos por tontos. Los que estamos fuera seguiremos denunciando los crímenes de la dictadura sin parar”, respondió por su parte Indio Hatuey.

Violeta, que se identifica como una madre cubana que puede “‘hablar y criticar’ y ayudar a enderezar los desafueros de estos tiempos en nuestra educación”, preguntó a Velázquez “¿cómo vamos a solucionar la corrupción en los PRE universitarios donde hay que pagar para que nuestros hijos aprueben?”

El texto discriminatorio de la viceministra primera de Educación Superior fue publicado después de que la expulsión de la profesora Omara Ruiz Urquiola del Instituto Superior de Diseño (ISDI) recibiera numerosas críticas.

Ruiz Urquiola es una de las firmantes de la carta al Gobierno de Díaz-Canel, junto a profesionales de dentro y fuera de la Isla. Su expulsión, bajo justificaciones dudosas, se sumó a la ya larga lista de estudiantes y profesores que han corrido la misma suerte por sus ideas políticas.