Redacción CUBAneate.
Existe un desabastecimiento en algunos productos básicos que ha obligado al Ministerio de Comercio Interior a establecer medidas organizativas para que lleguen a toda la población.
La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez afirmó en un espacio de la televisión cubana que: “Hay matrices de opinión diferentes [sobre las medidas de racionamiento], la mayoría las toma como buenas e incluso se insiste en que sigamos racionalizando productos”.
En un reciente recorrido por la ciudad oriental de Bayamo, el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó que «vivimos tiempos difíciles, con desabastecimientos y otras limitaciones derivadas del recrudecimiento del bloqueo».
La Ministra destacó en la televisión que en algunos casos se han creado demandas artificiales de los productos, a partir de la inseguridad de las personas, como ha sucedido con el aceite cuyo déficit ya se superó; sin embargo, la demanda es más alta que la tradicional, lo cual lleva a que se produzca desabastecimiento.
Además, puntualizó que ocurren problemas en la red minorista con los horarios, la manera en que se realiza la comercialización de los productos, por lo cual convocó a todas las organizaciones en la base a actuar para que estas situaciones no ocurran.
Pero en las provinciales centrales la crisis se ha expandido al transporte y declaraciones de representantes de la refinería Camilo Cienfuegos dijeron que
están ”refinando solo el petróleo que tenemos de reserva. Nos han llamado a economizar todo el combustible que podamos».
Y no es todo. Una funcionaria del Ministerio de Finanzas y Precios, que accedió a declarar al diario de Miami « El Nuevo Herald» bajo condición de anonimato, habría declarado que «se están tomando medida porque el país está bajo ataque de Estados Unidos».
La situación ha provocado gran tensión entre los trabajadores por cuenta propia. Los dueños de los paladares y otros espacios que funcionan con alimentos y suministros que sólo distribuye el Estado temen tener que cerrar los negocios que son su medio de vida.
Francisco Silva Herrera, director general de Venta de Mercancías del Mincin, puntualizó en la Mesa Redonda que hay productos que han sido controlados, como es el caso del pollo, el huevo, la salchicha y otros de aseo e higiene. Agregó que se creará una red de tiendas para los trabajadores por cuenta propia en el actual mes para que puedan adquirir esos productos.
Con respecto al aseo significó que no hay dificultades pero subrayó que la venta de estos artículos de primera necesidad se realiza de manera regulada para evitar el acaparamiento y lograr que lleguen a todo aquel que lo necesite.
Por su parte, Mirurgia Rodríguez Santana, directora general de Servicios del Mincin, precisó que se incentiva la elaboración de productos como croquetas, dulces y embutidos, para suplir el déficit de otros alimentos, una alternativa que se fortalecerá con vistas al período vacacional.
En otro momento de la Mesa Redonda se anunció que la venta del uniforme escolar, que habitualmente comienza en mayo, se pospone, pues se están haciendo ajustes con la industria y la distribución del producto, aunque las escuelas ya están entregando los bonos.
A diferencia de situaciones similares anteriores los cubanos parecen decididos a mostrar su disgusto con esta situación y para ello disponen hoy de las redes sociales que alcanzan con sus móviles. El silencio no es ya la única respuesta al régimen criminal que se extiende por más de sesenta años.

Fuente: Juventud Rebelde, El Nuevo Herald