Ovidio Martín Castellanos junto a su esposa e hijos. (@KataCuba).-

 

Redacción Radio Televisión Martí.-

—Tras cinco horas de detención en una unidad policial de Santiago de Cuba y amenazas de regresarlo a prisión, fue liberado este miércoles el coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Ovidio Martín Castellanos.

Martín Castellanos dijo a Radio Martí que fue detenido en un cerco policial alrededor de su vivienda al salir a la calle a hacer una gestión personal.

El opositor Ovidio Martín Castellanos. (Tomado de su perfil de Facebook)
LEE TAMBIÉN

Vuelven a arrestar a activista de UNPACU tras cinco meses en prisión

“Cuando doblé la esquina me interceptaron dos agentes de la policía política y me llevaron a la Tercera Unidad de Santiago de Cuba (…). Me llevaron hacia un patio, comenzaron a hacerme preguntas personales, sobre mi familia y luego empezaron con el interrogatorio”, explicó.

Declaraciones de Ovidio Martín Castellanos a Radio Martí.-

Los agentes le reclamaron que a solo 15 días de salir de prisión ya estaba recibiendo visitas de activistas en su casa. “De forma sarcástica me dijeron que eso no podía ser, que ellos lo iban a impedir a lo que costara, porque no iban a permitir ningún tipo de activismo en contra de su proceso revolucionario”.

Huevos podridos en el portal de la vivienda de Jorge Cervantes y Grechent Alfonso. (Foto: Facebook)
LEE TAMBIÉN

Agreden con huevos podridos vivienda de opositores mientras los niños duermen (VIDEO)

Martín Castellanos fue arrestado en septiembre de 2019 durante un asalto a su vivienda ubicada en Santiago de Cuba y llevado a juicio sumarísimo, donde resultó condenado a cinco meses de prisión por el presunto delito de impago de multas.

“Tengo una multa puesta de 500 pesos y otra de 150 porque dicen que violé un cerco y regresaría a prisión”, señaló el coordinador de UNPACU.

José Daniel Ferrer. (Archivo)
LEE TAMBIÉN

Ferrer sigue en celda de castigo pero “firme en sus ideas”, aseguran familiares

Otros dos coordinadores del movimiento opositor, Jorge Cervantes y Carlos Amel Oliva, han sido detenidos arbitrariamente y sus viviendas allanadas por la policía en las últimas semanas.

La Seguridad del Estado mantiene una estricta vigilancia sobre las sedes de UNPACU y las viviendas de sus principales miembros desde el pasado 1 de octubre, cuando el líder de la organización, José Daniel Ferrer, y otros tres activistas fueron encarcelados. Todos permanecen en prisión, a la espera de un proceso judicial por supuestos delitos comunes.