El Presidente Trump durante un discurso en la Oficina Oval. Foto Archivo.

—La Casa Blanca anunció este miércoles la continuación por otro año del ejercicio de ciertas autoridades con Cuba bajo el Trading With the Enemy Act (Ley de Comercio con el Enemigo), uno de los estatutos que regulan el embargo comercial a la isla.

La medida, que estaba vigente hasta el 14 de septiembre de 2020, queda extendida por otro período con el nuevo memorando firmado por el presidente Donald Trump.

“Por la presente, determino que la continuación del ejercicio de esas autoridades con respecto a Cuba por un año es en interés nacional de los Estados Unidos”, señala el documento firmado por Trump.

“Continúo por un año, hasta el 14 de septiembre de 2021, el ejercicio de esas autoridades con respecto a Cuba, tal como lo implementa el Reglamento de Control de Activos Cubanos”, añade.

El memorando autoriza al secretario del Tesoro de EEUU a publicar la medida en el Registro Federal para ser implementada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros.

John F. Kennedy Presidential Library.

LEE TAMBIÉN

Así se forjó el embargo, una visión histórica al principal escollo en las relaciones EEUU-Cuba

El embargo comercial, económico y financiero de Estados Unidos en contra del régimen de Fidel Castro en Cuba fue impuesto parcialmente en octubre de 1960, en medio del acercamiento de La Habana a la URSS y como respuesta a las expropiaciones de propiedades y bienes estadounidenses en la isla.

La serie de legislaciones parciales y directivas presidenciales fueron codificadas como una sola ley por el Congreso con la Ley Helms-Burton de 1996.

Lincoln Diaz-Balart (der.) y su hermano Mario Diaz-Balart (izq.). Foto Archivo.

LEE TAMBIÉN

El cubano que puso en manos del Congreso la política de EEUU hacia Cuba. Así lo cuenta…

El exlegislador republicano Lincoln Díaz-Balart, quien impulsó la codificación del embargo, precisa en un artículo donde explica los pormenores del proceso que la medida no será levantada hasta que se cumplan condiciones muy importantes como “la liberación de todos los presos políticos en Cuba; la legalización de toda actividad política, incluidos los partidos políticos independientes; la legalización de sindicatos obreros libres y de la prensa; y la convocatoria de elecciones con supervisión internacional”.

Los voceros del régimen cubano y los medios de prensa oficialistas han denunciado insistentemente que el embargo, al que Cuba denomina “bloqueo”, plantea una presión extraordinaria para impedir el envío de insumos y equipos, especialmente en momentos de pandemia.

Banderas de Cuba y EEUU cuelgan en un balcón de La Habana.

LEE TAMBIÉN

EEUU aclara que el embargo siempre ha permitido ayuda humanitaria al pueblo de Cuba

Sin embargo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos recordó en abril que el embargo no obstaculiza el comercio ni la ayuda humanitaria, de acuerdo con lo establecido por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

La entidad explicó que, previa autorización del Departamento de Comercio, pueden ser enviados o llevados a Cuba desde Estados Unidos medicamentos, dispositivos médicos y productos agrícolas