Calle de Cuba en medio de la pandemia del Covid-19. EFE.-

 

Son 26 las manzanas de Diez de Octubre bajo confinamiento y aumentan los controles en Arroyo Naranjo.

DDC, La Habana 

—Las autoridades de La Habana anunciaron el cierre de una zona de la barriada de Lawton, municipio de Diez de Octubre, donde viven más de 7.000 personas, debido a la aparición allí de un brote de Covid-19 que hasta el momento ha dado lugar a cuatro casos de contagio.

La zona a la que se impusieron desde el miércoles estrictas medidas de confinamiento incluyen 26 manzanas que limitan al norte con las calles Fonts, Aguilera y Calle 13; al sur con Calle D; al oeste con Porvenir; y al este con Calle 14 y Juanelo, esta última colindante con el territorio de San Miguel del Padrón.

De esta área, a los habitantes de diez manzanas se les realizarán pruebas PCR, mientras que a los de otras 16 se las harán test rápidos.

De acuerdo con el Consejo de Defensa Provincial (CDP) las restricciones suponen el aislamiento de todos los núcleos familiares; la aplicación de pruebas de kits rápidos a los grupos vulnerables; y la pesquisa al 100% de la población.

Además, queda prohibida la circulación de vendedores ambulantes; el nasobuco es obligatorio tanto dentro como fuera de los hogares; y “se tomarán severas acciones con los ciudadanos que violen las disposiciones de las autoridades sanitarias u otras autoridades del territorio”, indicó el reporte del periódico oficial Tribuna de La Habana.

Desde las 8:00PM habrá patrullaje policial y postas fijas en las principales intersecciones del cuadrante y en los puntos de acceso a la zona.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del CDP, insistió en que debe reforzarse la gastronomía y las ofertas en los mercados y las tiendas para “dar tranquilidad en cuanto al aseguramiento de los alimentos, pues hasta que no salgan los resultados de los PCR y los test rápidos las personas no pueden salir de ahí”.

También las autoridades de la capital anunciaron el incremento de las medidas de control en Arroyo Naranjo, donde en los últimos quince días ha habido dos casos positivos de coronavirus: uno en el área de salud de Párraga y otro relacionado con el Cotorro, en la colindancia con el Consejo Popular Managua, en la zona de la Finca La Lola.

En otros lugares de Arroyo Naranjo los pobladores han sido analizados con test rápidos, como La Güinera, y se continúan vigilando los sitios de donde provienen los casos confirmados.

Torres Iríbar dijo que se decidió no hacer un cierre en ese municipio porque allí “los casos están controlados”.

No obstante, Yadira Olivera Nodarse, directora provincial de Higiene y Epidemiología y subdirectora provincial de Salud, llamó a elevar el número de pruebas rápidas.

El martes, las autoridades aislaron varias manzanas del Consejo Popular Atarés, del área de salud Abel Santamaría, en el Cerro. Allí se acumulan 20 casos confirmados.