Thomas Lane, J.A. Kueng y Tou Thoa están en prisión luego de ser acusados formalmente de asistir a Derek Chauvin en el homicidio del hombre de 46 años

—-Luego de que el fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, anunciara este miércoles que ha presentado cargos contra los otros tres ex policías que estaban en la escena cuando murió George Floyd, los ex agentes fueron detenidos.

Thomas Lane y Tou Thao ingresaron en la cárcel del condado de Hennepin, cerca de las 5 pm, hora local. Mientras que J. Alexander Kueng se entregó a principios de la tarde, indicó su abogado Thomas Plunkett a la CNN.

En concreto, los tres ex policías fueron formalmente acusados de asistir a Derek Chauvin, quien se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante más de ocho minutos, en la comisión del homicidio. Los cuatro oficiales ya fueron despedidos de la policía.

Los cuatro oficiales quedaron detenidos. Foto: Oficina del Sherif del condado de HennepinLos cuatro oficiales quedaron detenidos. Foto: Oficina del Sherif del condado de Hennepin

También se endurecerán los cargos contra Chauvin: ahora es acusado de homicidio en segundo grado -previamente era en tercero-, según indicó en una publicación la senadora de Minnesota y ex candidata presidencial demócrata, Amy Klobuchar.

Esta medida marca poderosamente una semana sin precedentes en la historia moderna de Estados Unidos, en la que se produjeron protestas a gran escala, en gran parte pacíficas, en comunidades de todos los tamaños, pero que se vieron sacudidas por brotes de violencia, incluidos ataques mortales a oficiales, robos desenfrenados e incendios provocados en algunos lugares.

El miércoles pasado, en una visita a un santuario improvisado en la esquina de Minneapolis donde murió Floyd, su familia había vuelto a pedir que se detuviera a Lane, Kueng y Thao, demanda de la que se hizo eco su abogado.

Una fotografía del rostro de George Floyd en el improvisado homenaje que realizaron vecinos de Minneapolis en la esquina donde fue asesinado (REUTERS/Carlos Barria)Una fotografía del rostro de George Floyd en el improvisado homenaje que realizaron vecinos de Minneapolis en la esquina donde fue asesinado (REUTERS/Carlos Barria)

La conclusión de los forenses

Las dos autopsias realizadas a George Floyd (la oficial y la independiente) han arrojado la misma conclusión: su muerte a manos de policías hace una semana fue un homicidio.

Difieren, sin embargo, en qué causó el homicidio; mientras la autopsia contratada por la familia apunta a una muerte por “asfixia”, la del forense del condado habla de un “paro cardiorrespiratorio” ocurrido mientras le inmovilizaban.

Sea como sea, la coincidencia de ambas autopsias en el homicidio estrecha el cerco sobre los cuatro ex policías implicados, cuyo procesamiento es hoy por hoy el principal reclamo de las protestas raciales.

Tras hacer pública la autopsia independiente, los familiares de Floyd reclamaron que a Dereck Chauvin se le amplíe la acusación a homicidio en primer grado. Respecto al resto de policías implicados, pidieron que se les procese “todo lo que permita la ley”.

Con información de EFE