El ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil. (Yamil Lage/AFP).-

—Bajo la tutela de los históricos del régimen y manteniendo el centralismo en sus estructuras, Cuba logrará salir de la crisis, según la visión del ministro de Economía Alejandro Gil Fernández, compartida en una entrevista esta semana con el canal en español de Russia Today.

Un campesino labora la tierra en una finca en Cuba. (Archivo)
LEE TAMBIÉN

Campesinos dan la solución a primer ministro para resolver la falta de alimentos en Cuba

Según el funcionario, la solución pasa por el incremento del papel del Estado en la gestión económica. “Tenemos muchas posibilidades todavía de continuar potenciando la empresa estatal”, dijo Gil Fernández.

Dos académicos entrevistados por Radio Martí concluyen que esta política ya fracasó durante 61 años.

El profesor de la universidad de Valencia, Elías Amor Bravo, califica de imprudente y equivocada la receta del ministro.

Habaneros hicieron cola en octubre para comprar en las tiendas de venta en dólares (Foto: Archivo/Yamil Lage/AFP).
LEE TAMBIÉN

La importación para vender en dólares queda en manos de los militares cubanos

“Lo que la economía cubana necesita es derechos de propiedad, mercado e instituciones que permitan a los cubanos llegar hasta donde [alcancen] sus posibilidades”, declaró el académico.

La opinión de los expertos  sobre la visión del ministro de Economía.

Por su parte, el exprofesor de Estadísticas y Metodología de la Facultad de Filosofía de la Universidad de la Habana, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, destaca que esta es la estrategia de los más ortodoxos del gobierno.

Esta posición es muy retrógrada, y realmente no va camino a un final feliz para la Cuba de hoy”, manifestó Rodríguez Pita.

Una multitud se congrega en la tienda El Éxito, en Las Tunas, para comprar detergente. (Foto: Yolanda Carmenate)
LEE TAMBIÉN

La crisis en Cuba: ¿coyuntura infinita? (FOTOS)

En otra parte de su intervención, el ministro cubano expresó que son “los históricos” quienes guían el proceso. De acuerdo con él, en la generación histórica están “las mentes más jóvenes, más dispuestas al impulso de la economía en Cuba: el general de Ejército [Raúl Castro], el comandante [José Ramón] Machado Ventura, el comandante Ramiro [Valdés], están trabajando y guiándonos”.

Fue precisamente esto lo que destruyó la economía del país, afirma Amor Bravo.

Esa gente es la que ha hundido la economía cubana“, declaró el profesor. “Decirles esto a los cubanos que han estado durante 61 años viendo cómo el país se destruye es, en mi opinión, una falta de respeto”.

Pese a las medidas de la administración del presidente Trump, declaró Gil Fernández, la economía cubana sigue “respirando y creciendo”, algo en lo que no concuerda con organismos financieros internacionales.