El artista Luis Manuel Otero Alcántara. L.M. OTERO/FACEBOOK.-

 

El Movimiento San Isidro denunció en redes sociales que la vista contra el artista se realizará “antes de transcurridos 10 días, según el ordenamiento jurídico vigente”.

 

 

LA HABANA, Cuba. – La policía política cubana llevará a cabo un juicio sumario abreviado contra Luis Manuel Otero Alcántara. Así lo confirmó este lunes en redes sociales el Movimiento San Isidro, que reveló que la vista contra el artista se llevará a cabo “antes de transcurridos 10 días, según el ordenamiento jurídico vigente”.

El artista se encuentra detenido en el Centro de procesamiento conocido como el Vivac, acusado de Daños a la propiedad. La información fue proporcionada por una Mayor con número de placa 10836 que, según la declaración del Movimiento, “indagó en la red del sistema policial” y confirmó el paradero el Otero Alcántara, hasta ese momento desconocido.

“Este tipo de delito no necesita juicio, sino llamar a fiscalía, ordenar los papeles y en menos de ocho horas ya está procesado. Por eso hay que hacer toda la presión que se pueda”, aseguró la activista Iris Ruiz tras consultar al abogado del artista.

Otero Alcántara debió recibir respuesta de la fiscalía el día primero de marzo por las acusaciones que pesaban en su contra: “desacato agravado” y “ultraje de símbolos patrios”, pero ninguna de las dos conlleva juicio ni encarcelamiento.

Sobre la primera causa que intentaban, Otero Alcántara había dicho a CubaNet en otra ocasión: “según el mismo abogado es absurda, porque no tiene peso legal: no tienen cuándo, cómo y dónde lo dije, solo que unos vecinos dicen que yo dije”. Posiblemente sean los mismos vecinos que cuando se les va la corriente tienen que hacer una cola de cinco horas para comprar papas; o se les cae un pedazo de pared de sus deterioradas casas.

El “ultraje a los símbolos” suponía el pago de 200 cuotas y fue la manera que tuvieron los censores del régimen de hacerle pagar por su obra performática “Drapeau”, donde extendía tanto los límites del arte que barría con conceptos dieciochescos de símbolos y reverencias.

Luis Manuel Otero Alcántara ha sido encarcelado por su arte más de veinte veces en menos de un año. En esta ocasión había decidido apoyar la protesta de la comunidad LGTBIQ ante el Instituto Cubano de Radio y televisión por la censura de un beso entre dos hombres en una película que transmitían en horario estelar.

A la salida, en su casa en San Isidro, fue interceptado por la policía y metido a la fuerza en una patrulla. Mientras, Claudia Genlui Hidalgo, su novia, era golpeada y despojada de su teléfono para que no pudiera filmar lo que estaba sucediendo.

En esa ocasión, la curadora dijo a CubaNet que “una de las cosas que ha intentado hacer el régimen es dilatar el proceso mental de la gente, ese proceso en el que te meten tantas veces preso para que la gente diga, ‘ah, una vez más preso Luis Manuel’.

Sin embargo, en esta ocasión la embestida del régimen contra Otero Alcántara parece definitiva. Junto a la campaña que ha comenzado el Movimiento San Isidro a favor del artista debiera estar la campaña de todos, porque una condena contra Luis Manuel Otero Alcántara supone darle luz verde a la censura.