El periodista cubano Roberto Jesús Quiñones Haces. (Captura de video/Cubanet).

—La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió este lunes una resolución para exigir al gobierno cubano la liberación inmediata del periodista Roberto Jesús Quiñones Haces y la suspensión de los delitos que se le atribuyen, así como de todos los comunicadores detenidos por ejercer su oficio en la isla.

La organización señaló que el encarcelamiento de Quiñones Haces, quien cumple una sentencia de un año de privación de libertad, “constituye un nuevo retroceso en el respeto a la libertad de expresión” en Cuba.

La SIP condenó la amenaza del presidente del Tribunal Supremo Popular con aplicar la “Ley Mordaza” a periodistas que colaboren con medios de difusión extranjeros. En virtud de esta ley, un comunicador puede ser encarcelado por informar “contra el Estado y la economía”.

Adoptada en su 75 asamblea general, celebrada en Miami del 4 al 7 de este mes, la resolución de la SIP menciona, además, la prohibición de las autoridades cubanas a sus ciudadanos de la administración de sitios web alojados en el extranjero. La organización defensora de la libertad de prensa considera que esta medida es “una clara amenaza a los medios independientes” en la isla.

El documento señala una intensificación de las “detenciones de periodistas y las agresiones de diversas formas”, así como el hostigamiento a los “ciudadanos que brindan declaraciones para medios independientes”.

Asimismo, la SIP instó al gobierno cubano a “detener las prácticas discriminatorias que impiden el ingreso de periodistas extranjeros, así como la expulsión de representantes de medios informativos en el exterior”, en referencia a la prohibición de entrada al país del periodista norteamericano Michael Lavers, del Washington Blade, y la expulsión de Claudia Ordoñez, de Artículo 19.

En sus conclusiones de la asamblea general, la organización subrayó que en Cuba “la condena y cárcel para periodistas” ha vuelto a ser una realidad y citó a la isla entre los países del hemisferio donde se registran las mayores agresiones y violaciones a la libertad de prensa y expr