Francisco Durán ha reconocido que la cifra de contagios de hoy es “muy elevada” y muestra su preocupación por el aumento de casos entre jóvenes.-

 

La Isla suma 49 nuevos casos positivos, la cifra más alta desde el 1 de mayo.

 

Las normas más restrictivas se refieren al transporte. Una de ellas limita los movimientos hasta las once de la noche. Se restringirá, además, la entrada a la capital desde las provincias cercanas y el horario de bares y restaurantes, que funcionarán hasta las nueve de la noche.

Uno de los objetivos de las autoridades es “disminuir la movilidad entre La Habana y Matanzas, Artemisa y Mayabeque”. Entre estas provincias se establecerán “puntos de control combinados entre representantes de Salud, Transporte y la PNR”.

En los bares, acordó el grupo temporal de trabajo presidido por Miguel Díaz-Canel, se ofertarán bebidas pero no habrá “actividades bailables”

La movilidad interprovincial de medios estatales, precisa el comunicado, quedará también “limitada al mínimo y para ella se necesitará la aprobación de los Consejos de Defensa Provinciales”.

En los bares, acordó el grupo temporal de trabajo presidido por Miguel Díaz-Canel, se ofertarán bebidas pero no habrá “actividades bailables”. El Consejo dispone también que la música sea “de ambientación a un volumen moderado” y que entre las mesas haya un metro y medio de distancia.

El acceso a “centros recreativos y círculos sociales”, especifica el Consejo, será mediante reservación.

Entre el resto de medidas, aparte de las ya existentes, como la prohibición de conciertos y eventos multitudinarios o el uso obligatorio de mascarilla en los medios de transporte, se encuentran la paralización de “los puntos de embarque de pasajeros en autopistas y carreteras” y las prohibición del traslado de medios de transporte de más de ocho plazas “sin autorización”.

Sin embargo, precisa el Gobierno, “se mantienen los servicios de traslado hacia hoteles y bases de campismo así como aquellos para casos excepcionales vinculados a la Salud”.

El Ministerio de Salud Pública ha informado este jueves de los 49 nuevos casos diagnosticados el día anterior, una “cifra muy elevada”, según el director nacional de Epidemiología Francisco Durán García. El número de infecciones es el más alto desde el 1 de mayo, cuando se produjeron 74.

Las tasas más elevadas siguen estando en Artemisa, donde ayer se detectaron 19 casos, y La Habana, que sumó 24

Las tasas más elevadas siguen estando en Artemisa, donde ayer se detectaron 19 casos, y La Habana, que sumó 24 en los municipios de Habana del Este, Marianao, Playa, La Lisa, Diez de Octubre, Plaza, Cerro y Boyeros. En Granma se diagnosticaron dos contagios, y en Jovellanos (Matanzas), San José de las Lajas (Mayabeque), Camajuaní (Villa Clara) y Holguín uno cada una.

Una de las grandes preocupaciones que hay en estos momentos el elevado número de jóvenes que se están contagiando, un fenómeno que se está produciendo en muchos lugares del mundo. Según detalló Durán, de los casos de ayer siete son menores de edad y 29 corresponden a menores de 39 años.

Además, a medida que crece el número de enfermos aumentan las posibilidades de encontrar casos graves. Aunque no se ha producido ningún fallecido en las últimas 48 horas, este martes había dos personas graves y ya eran cuatro el miércoles.

Todos los nuevos diagnosticados son cubanos, aunque seis de ellos son casos importados, es decir, han dado positivo mientras permanecían aislados al regresar del extranjero. Hasta ahora, los viajeros ingresaban en los centros de aislamiento de su provincia de origen durante los 14 días de seguridad, pero este miércoles se anunció la centralización de estos servicios en la capital.

Durán ha vuelto a poner en el foco durante su intervención de este jueves la irresponsabilidad de los ciudadanos a la hora de seguir las normas de prevención

Durán ha vuelto a poner en el foco durante su intervención de este jueves la irresponsabilidad de los ciudadanos a la hora de seguir las normas de prevención. “Lamentablemente un grupo de indisciplinados no las cumple”, reiteró tras asegurar que no hay otros motivos a los que se pueda atribuir el aumento de casos.

El periódico Tribuna de La Habana, que había adelantado que este jueves se establecerían nuevas restricciones, también se apresuró a responsabilizar de las cifras rampantes “a la actitud negligente de ciudadanos que no tienen un comportamiento adecuado frente a las regulaciones sanitarias y son protagonistas de nuevos eventos de covid-19, al realizar fiestas familiares, así como la estancia en bares capitalinos en horas avanzadas de la noche”.

Cuba sigue estando entre los países que, oficialmente, registran mejores datos de la región e incluso respecto al mundo, pero el vuelco de las últimas semanas amenaza con complicar la vuelta a la normalidad que ya daban por hecha en el Gobierno. Los vuelos siguen sin poder reactivarse y el turismo internacional seguirá parado, con el daño a un sector prioritario en Cuba.