El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández EFE/Enrique Garcia Medina.

Los resultados arrojan una amplia ventaja para el Frente de Todos, que supera el 47% de los votos. “Hemos tenido una mala elección”, reconoció el Presidente.

 

Son, hasta el momento, los datos oficiales de este domingo electoral de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que tuvieron una participación cercana al 75% —más alta que las PASO del 2015—, donde se presentaron diez fórmulas presidenciales y que, en caso de superar el 1,5% de los votos, confirma las candidaturas para el 27 de octubre, recta final de esta agitada campaña. Los votos se calculan sobre un padrón de 33.850.000 ciudadanos distribuidos en 105.000 mesas en todo el país.

Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey (Consenso Federal) obtienen el tercer lugar con el 8,47% de los votos. El Frente Nos, que encabezan Juan Goméz Centurión y Cynthia Hotton, alcanza el 2,81% y lo sigue el Frente de Izquierda Unidad con 2,7% que lleva la fórmula Nicolás del Caño y Romina del Pla. Detrás está José Luis Espert (Despertar) con 2,25%.

No logran superar el 1,5% Manuela Castañeira (Movimiento al Socialismo), Raúl Albarracín (Acción Vecinal), Alejandro Biondini (Frente Patriota) y José Antonio Romero Feris (Autonomista).​

La votación, en rigor, tomó durante toda la campaña la forma de una gran encuesta nacional caracterizada por la polarización. Ahora, estos porcentajes presentan una radiografía más nítida del mapa de poder en Argentina que definirá las estrategias de cara a octubre. 

 

Alberto Fernández, minutos después de las 10.30, votó en la UCA de Puerto Madero Foto: Andrés D’Elia

Alberto Fernández, minutos después de las 10.30, votó en la UCA de Puerto Madero Foto: Andrés D’Elia.

 

De esta manera, estas elecciones, pese a no ser vinculantes, se convirtieron en una verdadera batalla de poder. Esto es: si Macri sigue en Balcarce 50 o si regresa al poder el kirchnerismo, en este caso bajo la cabeza de Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, luego peleado abiertamente con Cristina Fernández y hoy a su lado en la fórmula presidencial.

La Provincia de Buenos Aires es el distrito más gravitante del país con su padrón de 12.515.361 electores, casi el 40% del volumen nacional. María Eugenia Vidal —sobre quién Macri se respaldó estratégicamente en su campaña— juega su reelección frente a Axel Kicillof. Los primeros resultados marcan una amplia diferencia del ex ministro de Economía por 17 puntos. Son, en total, ocho fórmulas que compiten a la Gobernación.

Macri votó después de las 11 de la mañana en la mesa 6608 de la escuela N°16 Wenceslao Ponce de Palermo. Señaló ante los periodistas: “Esta elección define los próximos 30 años”.Fernández, minutos después de las 10.30, votó en la UCA de Puerto Madero. Dijo: “Hace meses que la economía no es indiferente, pobre Marcos Peña que no se enteró. Marcos Peña está hablando porque está nervioso; yo estoy en veda”.

 

Macri votó después de las 11 de la mañana en Palermo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Macri votó después de las 11 de la mañana en Palermo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni.

 

En las campañas, ambos candidatos hicieron del otro la base de sus estrategias: Macri señaló que en estas elecciones se pone en juego “ir al futuro o volver al pasado”, y que “con un poco de viento a favor” harán una “revolución” en el país; mientras que Fernández sostuvo que lo único “que ha sabido producir el Gobierno es pobreza”, que “multiplicaron por dos la inflación” y promueven la “especulación financiera”.

Los comicios se dan en medio de una turbulencia internacional por la guerra comercial entre Estados Unidos y China que vienen marcando el pulso de la economía y de los mercados de los países emergentes como el argentino.