REDACCIÓN DLA.- Todo indica que el dictador Nicolás Maduro ya no podrá dormir en paz a raíz de que Estados Unidos ha puesto un alto precio por su cabeza. La suma de 15 millones de dólares no es nada despreciable para un informante en un país en crisis como Venezuela. A partir de entonces, algunas de las guaridas de Maduro han sido reveladas solo horas después del anuncio de Estados Unidos y que el comisionado especial de Seguridad e Inteligencia de gobierno legítimo de Venezuela Iván Simonovis indicara que ya hay personas colaborando para dar con el paradero y la captura del dictador, acusado formalmente de narcoterrorismo por EEUU el pasado jueves junto a otros 13 funcionarios y exfuncionarios de ese régimen.

“En este momento hay gente que está facilitando información para esto”, dijo Simonovis en una entrevista con TV Venezuela. “Deben dormir con un ojo abierto y uno cerrado, porque no saben cuál de su entorno los va a entregar”.

TE PUEDE INTERESAR

Las declaraciones de Simonovis ya empiezan a dar luces de lo que podría estar sucediendo en el entorno del dictador. La periodista venezolana Ybéyise Pacheco publicó una serie de tuits, señalando posibles escondites de Maduro, proporcionados por “fuentes cercanas” al tirano.

La justicia estadounidense ofreció como recompensa $15 millones a quien dé información que permita capturar a Maduro.

“Fuentes cercanas a Maduro me envían las coordenadas de varios búnker en los que se refugia por seguridad. Este es uno. La antigua casa del ministro de la Defensa”, haciendo referencia a la zona donde los hijos de Cilia Flores, esposa del dictador, compraron una calle con acceso a Fuerte Tiuna, según un reportaje publicado en noviembre de 2019 por el portal ArmandoInfo.

“Ha reforzado la seguridad cubana”, agrega, según sus fuentes, Pacheco. El otro escondite revelado en redes sociales por la periodista estaría justamente dentro de Fuerte Tiuna.

El tercer “refugio” de Maduro revelado por las fuentes a Pacheco sería una casa en San Antonio de los Altos, estado Miranda. Una localidad que sirve como ciudad dormitorio a Caracas, a 20 minutos en auto de la capital venezolana.

En apenas dos días desde que se abrió la acusación formal por parte de EEUU, al menos cuatro de los solicitados “han negociado”, según resaltó el periodista Casto Ocando, quien informó hoy que Nervis Villalobos y Edylberto Molina Molina se entregaron a la DEA.

Además de Maduro, en la lista emitida por la justicia estadounidense con recompensa de $15 millones, estarían libres aún: Vladimir Padrino López, ministro de defensa de la dictadura; así como Maikel Moreno, presidente del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia.

Por información que ayude a capturar a Diosdado Cabello, así como a Tareck El Aissaimi, EEUU oferta $10 millones. En este mismo reglón se encontraban Cleiver Alcalá, que se entregó ayer en Colombia, y Hugo “El Pollo” Carvajal, quien estaría negociando su entrega.

La lista de los solicitados la completan: Joselit Ramírez, Luis Motta Dominguez, Néstor Reverol Torres, Vassyly Kotosky Villarroel Ramírez y Rafael Antonio Villasana Fernández.

Las recompensas

Las millonarias recompensas ofrecidas el jueves por el Departamento de Justicia por información que permita detener a Maduro y otros altos funcionarios del régimen, como Diosdado Cabello, intentan fracturar la estructura de mando chavista, coinciden expertos.

“Es una partida de billar (…). Se pone la bola en juego, choca con otras bolas y estas bolas chocan con otras, generando reacciones”, comenta el politólogo Luis Salamanca.

La acusación de narcotráfico, agrega, “pone a rodar una bola en los círculos de poder” que podría derivar en tensiones internas.

FUENTE: AFP