El sacerdote cubano José Conrado | Foto © Telemundo 51.-

 

 

Redacción Cubana.-

—El sacerdote cubano José Conrado Rodríguez, una de las voces más críticas de la Iglesia Católica hacia el gobierno de la Isla, dijo el viernes que la gente en Cuba “está cansada”.

Conrado, párroco de la iglesia de San Francisco de Paula, en Trinidad, llegó esta semana a Miami justo dos días después de que el gobernante Miguel Díaz-Canel anunció en la televisión cubana que la grave situación energética del país obligará a adoptar medidas de emergencia.

“Yo creo que la crisis no es solo energética. Evidentemente hay una crisis de confianza porque la gente está cansada, cansada de esperar que un gobierno, que ya lleva 60 años en el poder, resuelva realmente los problemas del país”, puntualizó el sacerdote durante una entrevista con Telemundo 51

El religioso, uno de los tres que en 2018 enviaron una carta pública a Raúl Castro instándole a restaurar las libertades democráticas en la nación caribeña, se refirió a las restricciones impuestas por la administración de Díaz-Canel en sectores vitales como el transporte público y la distribución de alimentos.

“Hemos vuelto a la misma situación aunque digan que no, es decir, a una situación donde estamos esperando el milagro de un barco que no llega. Y, además de eso, sabiendo que estamos enfrentando una situación sin solución”, subrayó.

Como consecuencia de la falta de combustible, el Ministerio de Transporte anunció severas restricciones a los viajes de los ómnibus y trenes nacionales.

Según la viceministra primera, Marta Oramas Rivero, se mantendrá un único tren diario desde la capital hacia los cuatro destinos en la región oriental. Mientras, el servicio de Ómnibus Nacionales será el más perjudicado “por su elevado consumo de combustible”, y solo tendrá una salida diaria desde La Habana hasta las cabeceras provinciales, y una desde y hacia Baracoa y Manzanillo.

Por su parte, ETECSA anunció que, “atendiendo a la situación coyuntural”, todas sus unidades comerciales adecuarán los horarios de atención a los clientes de 9.30 am a 4.30 pm.

El transporte dentro de las ciudades ya está en un punto crítico. Este jueves, en La Habana, se pudieron ver en las paradas de ómnibus a policías parando los automóviles estatales para montar en ellos a las personas que necesitaban trasladarse.

Además, el viernes se registraron largas colas para comprar combustible y se vivieron escenas de tensión para subir a las guaguas.