En Santa Clara existen aproximadamente más de siete cuarterías en peligro de derrumbe, en su mayoría hoteles intervenidos y convertidos en viviendas.