(Foto: Facebook: István Ojeda).-

 

 

La pérdida se produjo debido a retrasos en la cadena de transporte y comercialización del producto.

MIAMI, Estados Unidos. – El periodista tunero István Ojeda denunció en redes sociales la pérdida de al menos 50 cajas de mango en esa provincia debido a retrasos en el transporte y comercialización del producto.

El suceso ocurrió en el municipio de Manatí, al norte de Las Tunas.

“Al menos 50 cajas de mangos se perdieron por retrasos en el transporte y comercialización de ese producto en el municipio de Manatí, nos comentó hoy Martha Orsell Adeis, presidenta de la cooperativa de créditos y servicios Gonzalo Falcón en el mencionado territorio al norte de la provincia de Las Tunas”, escribió Ojeda, reportero de Periódico 26.

Aunque finalmente parte de los frutos fueron recogidos del lugar, el mango perdido generará cuantiosas pérdidas a los productores.

“Las pérdidas para el productor en cuestión, dijo, ya rondan los tres mil pesos (CUP). Y aunque este jueves llegó el imprescindible vehículo y los envases que permitieron retirar una buena cantidad de las frutas en pleno período de maduración aún queda mucha por salvar allí porque en total, alertó Martha siete productores afiliados a esa cooperativa tienen ahora mismo unos 600 quintales de mango en el suelo”, agrega el reporte.

El hecho fue criticado por varios usuarios, quienes lamentaron la falta de seriedad del régimen de la Isla en la gestión agrícola.

“Ningún inversor sensato tira su dinero con un estado que incumple contratos. El gobierno cubano desalienta a los productores nacionales. Les conviene más comprar alimentos en el exterior”, comentó Yasser Ches.

Otros señalaron que, mientras las autoridades arrecian la persecución de los llamados acaparadores, toneladas de productos de pierden en los campos cubanos debido a la mala planificación en la recogida.

El pasado mes de mayo, Pablo César Ávila González, director de la Empresa de Acopio en Las Tunas, declaró a Periódico 26 que en la presente temporada no habría problemas con el transporte para la recogida en los frutales pues el combustible se estaba poniendo a disposición de la tarea y estaban listas las cajas para el acopio.