Senadores estadounidenses presentan resolución a favor de José Daniel Ferrer/Archivo.-

 

 

“La tiranía es corrupta, asesina y malvada, y no hay nada que Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel teman más que la luz de la verdad”.

 

 

—Los senadores Bob Menéndez, miembro del alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Marco Rubio, presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores sobre el Hemisferio Occidental, se unieron a los senadores Dick Durbin, Ted Cruz, Ben Cardin, Susan Collins y Tim Kaine para presentar una resolución bipartidista que pide la liberación inmediata del activista cubano por la democracia y los derechos humanos José Daniel Ferrer, y los otros tres miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), arrestados el pasado primero de octubre.

“Durante más de dos meses José Daniel Ferrer ha sido encarcelado en condiciones inhumanas, golpeado, torturado y denegado el acceso a la atención médica por parte del régimen cubano, todo por dedicar su vida a promover la democracia y los derechos humanos en su tierra natal”, dijo Menéndez. “Me enorgullece unirme a un grupo bipartidista tan fuerte de colegas del Senado al presentar esta Resolución para atraer la atención internacional a la represión en curso de la disidencia en Cuba, y la difícil situación de los presos políticos y los luchadores por la democracia en la Isla. El mundo debe continuar hablando en contra de esta grave violación de los derechos humanos, y José Daniel debe ser liberado de inmediato y sin condiciones”.

Por su parte, Marco Rubio indicó que le enorgullece también “codirigir esta resolución que destaca la violación atroz de los derechos humanos y la tortura liderada por el régimen de Castro y Díaz-Canel contra José Daniel Ferrer. El senado de los Estados Unidos está enviando un fuerte mensaje de condena después del arresto ilegítimo de Ferrer. Continuaremos alzando nuestras voces contra los abusos de la dictadura contra miembros de la oposición y la prensa independiente”.

“La protección de los derechos humanos y las libertades de expresión, prensa y reunión son fundamentales para cualquier democracia. El activista José Daniel Ferrer ha sido una voz líder para implementar estos principios democráticos a pesar del continuo abuso y encarcelamiento por parte del Gobierno cubano”, dijo asimismo el senador Durbin, quien agregó que “si Cuba espera unirse a la comunidad mundial de democracias, Díaz-Canel debe liberar inmediatamente al Sr. Ferrer de su encarcelamiento arbitrario y cruel, dejar de encarcelar a las voces pacíficas de la oposición y explicar la muerte sospechosa del colega Oswaldo Payá”.

“La tiranía de Castro es corrupta, asesina y malvada, y no hay nada que Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel teman más que la luz de la verdad”, expresó el senador Ted Cruz; mientras, Cardin aseguró que “Cuba debe liberar a Ferrer y que los repetidos arrestos de disidentes políticos son inaceptables y el Gobierno de Cuba debe hacer más para mejorar los derechos humanos en la Isla”.

Por último, el senador Kaine recordó que el líder de la UNPACU fue encarcelado en 2003 por su trabajo con el Movimiento Cristiano de Liberación, de Oswaldo Payá, quien murió de manera sospechosa y hasta la fecha el régimen no ha permitido una investigación al respecto. También enfatizó en que José Daniel Ferrer fue declarado prisionero de conciencia en 2004 y estuvo en prisión ocho años, además de que el régimen cubano ha desatado una campaña de hostigamiento, intimidación, vigilancia y encarcelamiento contra él y la UNPACU desde su fundación.

Ante esta muestra de solidaridad, activistas de la UNPACU reconocieron el gesto, y Carlos Amel Oliva, miembro de la dirección de la organización, expresó “un especial agradecimiento a los senadores estadounidenses y demás personas que tuvieron que ver con la presentación de esta resolución. Es un logro que legisladores de varios partidos pusieran a un lado sus diferencias para unirse en favor de un fin tan noble como hacer un aporte a la libertad de Cuba, porque precisamente eso constituye exigir la libertad de José Daniel Ferrer”.

De acuerdo con el líder juvenil de la organización disidente más numerosa del país, “es de mucho considerar que en un mes donde la mayoría de las personas en el mundo se centran en celebrar en familia la navidad y demás festejos implicados, un grupo de senadores se pusieron a trabajar en esta resolución movidos por la solidaridad y el amor a los paradigmas de libertad, democracia y respeto a los derechos humanos”. Oliva Torres también hizo un llamado a los políticos latinoamericanos que se autoproclaman democráticos a continuar ese ejemplo.