Manuel Marrero Cruz, primer ministro de Cuba.

 

Economistas y académicos entrevistados por Radio Televisión Martí aseguran que del traumático proceso de unificación monetaria anunciado por las autoridades cubanas será el sector empresarial controlado por los militares el único beneficiado.

 

Tomás Cardoso / RTVMartí.-

—El profesor de economía de la universidad de Valencia, Elías Amor Bravo, mencionó tres factores que, en su opinión, provocarán que este proceso fracase:

Primero, el incremento salarial y de las pensiones de forma homogénea no se puede hacer de un plumazo. El mismo, subraya el experto, está proporcionalmente vinculado a la productividad y generación de riqueza, algo ausente en las empresas estatales en Cuba, lo que provocará que muchas de estas entidades queden arruinadas.

Segundo, la devaluación de la moneda traerá tensiones sociales.

Y tercero, las autoridades continúan hablando de planificación centralizada de una economía socialista.

A río revuelto ganancias de Militares / RTVMartí.-

 

El académico señala, además, que está claro que quien sale ganando es “la línea dura encabezada por los privilegiados del ejército”, representados por el primer ministro Manuel Marrero, y quienes pierden son “los reformistas que apostaban por abrir el mercado y apoyar a la actividad empresarial privada”.

“Esa devaluación, al único sector que beneficiara desde el punto de vista económico es al conglomerado de las empresas controladas por los militares, que tienen intereses en el turismo. Las empresas estatales van a caer como moscas, pero ese sector que está vinculado a los intereses del ejército va a ganar mucha plata, porque se va a volver enormemente competitivo. El pulso de poder que existe en la economía castrista, esta vez lo ganó el grupo vinculado a Marrero”, concluyó Amor Bravo.

Desde la Habana, el economista y ex profesor universitario Enix Berrio dijo que la incapacidad del gobierno cubano no permitirá que una medida de esta envergadura sea exitosa, y “solamente un grupito de privilegiados tendrán ganancias”. El sector empresarial estatal cubano, que es el mayoritario, no tiene acceso a las nuevas tecnologías, no es rentable y está sin recursos para sacar a la nación de la crisis que tiene.

“Serán estas elites, que se aprovechan del sistema por medio de las Fuerzas Armadas, esas empresas que realmente producen riqueza y son eficientes, las que seguirán obteniendo enormes ganancias, pero en un entorno de una total crisis para la ciudadanía”, afirmó Berrio.

El máster en Ciencias Sociales Ángel Marcelo Rodríguez Pita recordó que están hablando de que la inflación podría alcanzar entre el 5 y 10 por ciento, y las autoridades siguen echándole la culpa a los ciudadanos cubanos por la improductividad.

“Estas leyes tienen solamente un carácter civil y ninguna tiene aplicación sobre las Fuerzas Armadas, que tienen un sistema empresarial capitalista dentro de un esquema socialista, son los que poseen independencia del gobierno estatal”, apuntó.

La economista y activista Martha Beatriz Roque Cabello cree que se avecinan tiempos muy difíciles para la empresa estatal de la isla, los cuentapropistas y la mayoría de la población.

“El emporio militar para nada estará afectado con esto que ocurrirá con la reforma monetaria. Ellos tienen su dinero fuera de Cuba, para que sus hijos puedan irse de vacaciones a Cancún y puedan pasear en un yate por Grecia”, concluyó la opositora.