Un cuadro de René Portocarrero (Archivo).-

 

—El texto se llama ”Soy Cubano”, la voz es de un gran ser humano: Don Agustín Camargo, que nació y murió siendo cubano sin ninguna otra nacionalidad. El corazón es el de nosotros: los cubanos y el de quienes no lo son, pero buscan conocer nuestra esencia nacional.

No es necesaria ninguna otra explicación. Los invito a escuchar con el alma abierta.

SM.