Orishas. NOTIMEX.-

 

‘Granma’ califica de ‘acto vandálico’ el tema ‘Ojalá pase’ y compara a sus creadores con el grupo Clandestinos

 

DDC, La Habana.-

—El diario oficial Granma acuñó un nuevo término para calificar el tema “Ojalá pase”, del grupo de hip hop cubano Orishas, que anteriormente la publicación del Partido Comunista acusó de ser un “acto sucio” y una “bajeza”.

En un texto titulado “¿Plagio con patente de corso?”, y donde nunca se menciona a los intérpretes del tema aludido, que está censurado en Cuba, Granma asegura que “Ojalá”, canción del cantautor Silvio Rodríguez, fue “mutilada e incrustada dentro de otra, pero de corte menor y sin ningún ápice de poesía (salvo el citado fragmento).”

“Entre fuego cruzado se halla la legendaria canción: de un lado, quienes abrasados y ciegos por la impunidad dicen no haber cometido fraude, y por el otro, los que denunciamos tal vandalismo urbano y oportunista”, afirma el texto, sin precisar los argumentos hechos públicos por Orishas, quienes afirmaron haber contactado con la oficina de Rodríguez para tramitar el uso de la letra de su canción, pero nunca recibieron respuesta.

Para Granma, elegir el tema del trovador oficialista responde a “querer desatar una controversia con el autor legítimo y de llevarlo a un espacio de confrontación donde estarían ganando protagonismo aquellos, los usurpadores.”

Asimismo, el diario del PCC asegura que si se deseaba “atacar la zona de las supuestas desesperanzas, penurias y avatares que ‘ha provocado’ la Revolución”, Orishas debió recurrir a algún tema del cantautor cubano del exilio Willy Chirino, a quien tampoco menciona por su nombre.

“Lo más coherente hubiese sido pegar alguna canción de alguien que le debiese su carrera a tales fines, que llevara más de 50 años dedicándole tiempo y paciencia al tema, anunciando y prometiendo un día que no acaba de llegar mientras las canas lo circundan”, comenta.

“Había lógicamente que buscar un discurso musical universal (…) y de paso atizar un fuego que destruye, pero genera dinero, el cual es parte de una maquinaria muy bien articulada y pestilente que para nada está inconexa con los más penosos y recientes eventos que se han sucedido en tiempos recientes contra diversos artistas cubanos y contra José Martí”, sigue la nota, en referencia a las acciones del grupo Clandestinos.

El texto asegura que “Ojalá pase” es un “acto vandálico” que “provenía de actitudes individuales que buscaban dichos personajes para enriquecerse”, evitando mencionar que Orishas lo liberó en redes y no cobró derechos musicales por él.

“Ellos solo pueden compararse en la actualidad con el terrorismo de Estado, y con quienes utilizan esos nefastos mecanismos a conveniencia siempre que la política lo dicte. Lo vivido en días recientes no es arte, no es música. Es terrorismo musical”, finaliza el comentario.