El empresario colombiano Alex Saab. / BBC MUNDO.-

Dice que el empresario estaba en Cabo Verde en calidad de ‘agente’ del Gobierno venezolano.

AGENCIAS, Caracas 

—El Gobierno de Venezuela rechazó este sábado el arresto en Cabo Verde del empresario colombiano Alex Saab, un muy cercano colaborador de Nicolás Maduro, y dijo que “viola” las normas internacionales, informa Reuters.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó la detención de Saab.

La portavoz Nicole Navas Oxman dijo en un comunicado que Saab fue detenido de conformidad con una alerta roja de Interpol, que fue emitida tras la acusación en Estados Unidos, sin proporcionar más detalles. Saab es acusado por las autoridades estadounidenses de presunto lavado de dinero.

Caracas dijo que el empresario, que también posee nacionalidad venezolana, estaba en calidad de “agente” del Gobierno de Maduro en gestiones para la obtención de alimentos de un plan subsidiado, medicamentos e insumos para enfrentar la pandemia de Covid-19, en medio de las sanciones estadounidenses contra el país sudamericano.

“Tras su detención arbitraria, el día 13 de junio, Interpol emite una extemporánea orden de captura para justificar la detención, sin tomar en consideración la inmunidad diplomática que el derecho internacional le concede a un agente del Gobierno soberano”, dijo Caracas en un comunicado.

María Domínguez, la abogada de Saab, confirmó la captura, pero declinó ofrecer más detalles sobre el arresto del empresario por las autoridades del archipiélago africano de Cabo Verde.

En julio de 2019, fiscales estadounidenses acusaron a Saab y a otro empresario colombiano de lavado de dinero relacionado con el pago de sobornos entre 2011 y 2015 para supuestamente obtener ganancias del diferencial cambiario entre la tasa controlada por el Gobierno venezolano y la del mercado paralelo.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos también impuso sanciones a Saab por orquestar una vasta red de corrupción al obtener contratos millonarios y sobrevalorados para la compra y distribución de alimentos subsidiados en Venezuela.

Fuentes oficiales de Estados Unidos dijeron que el programa alimentario benefició a Maduro, en medio del colapso económico de la nación miembro de la OPEP. Los adversarios de Maduro lo acusan de corrupción y de violación de derechos humanos.

El arresto se produjo después de que la oficina del Fiscal General de Colombia dijo el martes pasado que había congelado los activos pertenecientes a Saab en el país por un valor de unos 35.000 millones de pesos colombianos (9,28 millones de dólares), y agregó que el empresario estaba bajo investigación por delitos, incluido el lavado de dinero.