El diario oficial ‘Granma’ dice que ‘el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento’ del opositor ha sido Estados Unidos.

 

 

DDC, La Habana 
El líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer.
El líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer. DIARIO LAS AMÉRICAS.

 

—El régimen cubano lanzó este miércoles una campaña de descrédito contra el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, quien lleva 50 días detenido sin juicio, tiempo durante el cual su familia ha podido verlo solo una vez.

El diario Granma, órgano del Partido Comunista, acusó a Washington de dirigir una “campaña de calumnias” contra Cuba, utilizando “como pretexto la detención del contrarrevolucionario José Daniel Ferrer”.

La UNPACU desarrolla actividades encaminadas a ayudar a la comunidad y a personas necesitadas, lo cual molesta especialmente al régimen

Describió al líder de la UNPACU, miembro del Grupo de 75 disidentes encarcelados en 2003, como “agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad”.

La UNPACU es la organización más activa de Cuba y la que mayor cantidad de acciones en la calle realiza. Más allá de las protestas, la organización desarrolla actividades encaminadas a ayudar a la comunidad y a personas necesitadas, lo cual molesta especialmente al régimen. También denuncia constantemente, a través de vídeos, los abusos del Gobierno y la miseria en que viven muchos cubanos, sobre todo en el oriente del país.

Granma dijo que la Embajada de los Estados Unidos en Cuba ha sido “el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de José Daniel Ferrer, en clara manifestación de intromisión en los asuntos internos de Cuba y de abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano”.

Añadió que “la jefa de la misión diplomática conduce personalmente este desempeño”.

Es práctica habitual del Gobierno cubano achacar a los disidentes subordinación a Estados Unidos y falta de autonomía de pensamiento, para minimizar e intentar invalidar su trabajo. También es costumbre de las autoridades cubanas presentarlos como delincuentes agresivos.

La UNPACU asegura que estuvo sin noticias de Ferrer durante un mes. La organización incluso presentó un Habeas Corpus a favor del opositor, que fue rechazada por la justicia del régimen

“José Daniel Ferrer fue detenido por la policía el pasado 1 de octubre en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario”, publicó Granma.

“Ferrer se encuentra pendiente de juicio. Ha recibido visita de su esposa y de sus hijos, como corresponde según las normas para su situación legal. Todas las referencias a su desaparición física, al supuesto maltrato físico, a la tortura o a que recibe insuficientes alimentos son puras mentiras deliberadamente concebidas y orientadas por el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en La Habana. Ha contado con la debida atención médica, realiza ejercicios físicos regulares y, ante solicitud realizada, se le facilita asistencia religiosa”, añadió.

La UNPACU asegura que estuvo sin noticias de Ferrer durante un mes. La organización incluso presentó un Habeas Corpus a favor del opositor, que fue rechazada por la justicia del régimen.

Su esposa, Nelva Ortega, dijo que la visita que pudieron hacerle ella y dos de sus hijos tras un mes de incomunicación duró solo cinco minutos. Las autoridades carcelarias, señaló, la interrumpieron cuando Ferrer comenzó a quitarse la ropa para enseñarle marcas de golpizas.

Ortega dijo que Ferrer ha perdido mucho peso, visión, fuerza muscular, y que se encuentra recluido junto a un preso común peligroso al que las autoridades utilizan para castigarlo.

“Una trayectoria delincuencial”, según Granma

Granma dijo que Ferrer tiene “una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas”. Agregó que sobre todo esto “existen pruebas suficientes”.

 Amnistía Internacional, la OEA y el ex presidente estadounidense Joe Biden, entre otros, han exigido su liberación

“No es nuevo que el Gobierno de Estados Unidos utilice a personas de estas características para su actividad política subversiva contra Cuba y para campañas de descrédito con el apoyo inescrupuloso de los grandes medios de difusión”, señaló el diario del PCC.

Tampoco es nuevo que el Gobierno cubano fabrique o manipule pruebas para encarcelar a sus opositores, y que los tribunales escuchen testimonios según convenga a la Seguridad del Estado y silencien a testigos incómodos.

La web oficial Cubadebate, por su parte, publicó una lista de supuestos actos violentos cometidos por Ferrer, entre ellos varios contra sus ex esposas Liudmila Cedeño, Yusmila Reyna Ferrera, Liettys Rachel Reyes Tur, en los dos últimos casos cuando se encontraban embarazadas.

El reporte no explicó por qué Ferrer no ha sido arrestado por esas supuestas agresiones antes

Asimismo, mencionó presuntas golpizas de Ferrer “y sus secuaces” a Prudencio Villalón Rades, Ernesto Jiménez, Roberto Ayala Galindo, Yriades Hernández Aguilera, Sergio García González, en algunos casos por sospechar que eran agentes de la Seguridad del Estado, según la publicación.

El reporte no explicó por qué Ferrer no ha sido arrestado por esas supuestas agresiones antes.

La UNPACU ha denunciado en numerosas oportunidades agresiones a sus miembros, provocaciones violentas en su sede y otros episodios.

José Daniel Ferrer fue uno de los últimos miembros del Grupo de los 75 que salió en libertad, en 2011, con una licencia extrapenal que permite al Gobierno devolverlo a prisión en cualquier momento. También fue uno de los pocos integrantes de ese grupo que rechazó partir al exilio.

Su arresto, en octubre, y los días que estuvo desaparecido, han causado una gran preocupación. Amnistía Internacional, la OEA y el expresidente estadounidense Joe Biden, entre otros, han exigido su liberación.

Más de mes y medio después de la detención, el viernes pasado la Fiscalía entregó a la esposa de Ferrer la acusación formal contra el líder de la UNPACU por el supuesto delito de “lesiones graves” infligidas a Sergio García González.

La UNPACU tiene un audio de la esposa de García González en el que señala que se trata de heridas viejas provocadas por un accidente en una motocicleta

El documento, divulgado en Miami por el hermano de Ferrer, Luis Enrique Ferrer, está firmado por la fiscal Yulenis Roja y tiene fecha del 7 de octubre, si bien solo hasta el viernes pasado fue entregado a Nelva Ortega, quien lo habría estado solicitando desde el día del arresto.

Luis Enrique Ferrer dijo que se trata de “cargos falsos”, y que la UNPACU tiene un audio de la esposa de García González en el que señala que se trata de heridas viejas provocadas por un accidente en una motocicleta.

Otros tres activistas —José Pupo Chaveco, Fernando González Vaillant y Roilán Zárraga Ferrer— fueron detenidos junto al líder de la UNPACU. De los dos primeros no se sabe nada desde el 1 de octubre.

Sobre Zárraga Ferrer, su hermana ha dicho que la policía política lo está extorsionando para que testifique en falso contra el líder la UNPACU.

Las menciones de opositores cubanos en los medios de prensa del régimen son muy inusuales. Cuando el régimen nombra a alguno suele ser para intentar desacreditarlo. Ninguno ha tenido nunca derecho a réplica.