El pastor Alain Toledano. A. TOLEDANO / FACEBOOK.

 

 

Según Alain Toledano, las autoridades visitan centros de trabajo y estudios para advertir ‘que no se acerquen a la iglesia’.

 

 

YOE SUÁREZ para DDC. La Habana 

—“Lo que hace el Estado es sembrar el terror en la comunidad donde está la iglesia para que las personas no se acerquen”, dijo a DIARIO DE CUBA el pastor protestante Alain Toledano.Hace días —denunció— en centros de trabajo y escolares de la localidad El Salao, en Santiago de Cuba, donde está ubicada la iglesia Emmanuel, dirigentes políticos han advertido “que no deben acercarse al templo”.

En 2007 y 2016 la estructura erigida para que se puedan reunir los feligreses fue destruida por parte de las autoridades locales. Toledano ha sido detenido e interrogado por la policía política varias veces.

El líder religioso pertenece al Movimiento Apostólico, una red de iglesias evangélicas de rápido crecimiento que no está incluida en el Registro de Asociaciones del Gobierno cubano.

“Esto lo hacen para crear tensión en la comunidad, para crear terror entorno a la iglesia, porque saben que la comunidad se siente bendecida por la iglesia”, consideró Toledano.

En las escuelas de la localidad “están reuniendo a los maestros antes de que empiece el matutino y les informan que la iglesia será demolida y que yo iré preso”, comentó.

“Así ocurrió las veces anteriores en que destruyeron Emmanuel”, dijo. “Por ahora lo único directamente en mi contra que han hecho fue enviarme una citación a la estación policial el pasado 10 de diciembre”, Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Las agresiones son contra mí, pero no conmigo; son contra la iglesia, pero no con la iglesia… por ahora”, concluyó”.