Daniela y Martina cantan acompañadas por el único guitarrista que pudieron conseguir que trabajara gratis: su papá, Roberto San Martín.-

SM.