Select Page

Un senador de Estados Unidos aseguró que Nicolás Maduro está cometiendo un genocidio contra la población de Venezuela

Un senador de Estados Unidos aseguró que Nicolás Maduro está cometiendo un genocidio contra la población de Venezuela

Rick Scott, aseguró este martes que el dictador Nicolás Maduro está cometiendo un genocidio contra el pueblo venezolano. (Foto Referencia).

El ex gobernador del estado de Florida, Rick Scott, realizó la declaración al criticar a un bufete de abogados que aceptó prestar servicios de lobby al régimen.

El senador estadounidense Rick Scott. Foto: REUTERS/Rahel Patrasso

El senador estadounidense Rick Scott. Foto: REUTERS/Rahel Patrasso.

 

Redacción Infobae. .-

—El senador estadounidense por el estado de Florida, Rick Scott, aseguró este martes que el dictador Nicolás Maduro está cometiendo un genocidio contra el pueblo venezolano. Scott, quien ocupó la gobernación de Florida entre 2011 y 2019, lo hizo en el marco de una carta en la que criticó duramente al bufete de abogados Foley & Lardner luego de que se revelara que aceptó prestar servicios de lobby al régimen.

“Me he enterado que su bufete fue contratado por el inspector general Reinaldo Muñóz, el abogado de mayor rango del brutal régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Esta noticia es sorprendente, considerando el genocidio absoluto que Maduro está cometiendo contra sus ciudadanos. Es un matón y un dictador que está asesinando niños y hambreando a la población. Ninguna empresa en los Estados Unidos debería tener contacto con el gobierno de Maduro, menos recibir dinero para hacer lobby en su nombre”, reza el párrafo inicial de la misiva.

 

La carta del senador Rick Scott

La carta del senador Rick Scott.

 

El lunes había tomado estado público el hecho que Muñóz ha gastado USD 12,5 millones con el objetivo de aliviar sanciones en contra del régimen y restablecer relaciones bilaterales con los Estados Unidos. En concreto, Muñóz contrató a Robert Stryk, de la firma Sonoran Policy Group, como parte de un acuerdo más amplio con Foley & Lardner.

Según documentos publicados el lunes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, las dos empresas se registraron separadamente como contratadas por Muñóz ante el Departamento de Justicia. Sus labores, describieron, incluirán “desarrollar una estrategia para actuar con el gobierno de Estados Unidos a fin de retirar al actor extranjero u otros actores de las listas de entidades sujetas a sanciones económicas estadounidenses debido a sus vínculos con la República”.

En otro pasaje de la carta, Scott remarcó que “los Estados Unidos han tomado acciones drásticas para remover a Maduro, pero debe hacerse más para lograr libertad para el pueblo de Venezuela”. “Francamente me asqueó enterarme que su bufete ha decidido no apoyar esta lucha y, en contraste, ponerse del lado de Maduro”, agregó.

Y concluyó: “Mientras representen a un peligroso dictador que está en contra de todas las bases sobre las cuáles se fundó nuestro país, me rehúso a reunirme con nadie de su bufete, o que tenga vínculos profesionales con él, sin importar a quienes representen. Y estoy urgiendo a todos mis colegas a que hagan lo mismo”.

La contratación del bufete se enmarca en lo que parece ser un esfuerzo más amplio por parte del régimen de Maduro de entablar contactos con Estados Unidos. En las últimas semanas manifestó al menos dos veces en público su voluntad de tener un diálogo directo con la administración de Donald Trump.

El dictador venezolano Nicolás Maduro. Foto: REUTERS/Manaure Quintero

El dictador venezolano Nicolás Maduro. Foto: REUTERS/Manaure Quintero.

 

“Si hay respeto entre los gobiernos, no importa cuán grande sea Estados Unidos, y si hay un diálogo, un intercambio de información veraz, entonces estén seguros de que podemos crear un nuevo tipo de relación”, expresó Maduro al Washington Post, en la primera entrevista con un medio estadounidense desde febrero del año pasado, cuando expulsó abruptamente a todos los periodistas de Univision de Venezuela.

El chavista dijo que está listo para negociar con Washington el fin de las sanciones impuestas por el presidente Donald Trump con la intención de asfixiar a la industria petrolera venezolana y obligar a Maduro a dejar el poder. Según afirmó, un levantamiento de las sanciones beneficiaría a las compañías estadounidenses. “Una relación de respeto y diálogo trae una situación en la que todos ganan. Una relación de confrontación trae una situación en la que todos pierden. Esa es la fórmula”, dijo Maduro.

No obstante, el gobierno estadounidense ha rechazado cualquier posibilidad al respecto. En una declaración pública en Costa Rica la semana pasada, el secretario de Estado Mike Pompeo aseguró que la comunidad internacional -aunque no Estados Unidos- ha sostenido numerosas conversaciones con Maduro, pero que no ha habido voluntad de parte del régimen chavista de celebrar elecciones libres.

Por su parte, en declaraciones a la cadena Caracol, el diplomático norteamericano aseguró que la estrategia de Washington “está funcionando” para terminar con la dictadura chavista: “Lo que yo escucho es que la estrategia está funcionando… Antes de la caída de la Unión Soviética nadie creía que estaba funcionando, pero funcionó. Hemos fortalecido a la gente de Venezuela. El mundo está con ellos y hemos impuesto duras sanciones, así que continuaremos haciéndolo”. “Maduro se irá y Venezuela tendrá elecciones”, auguró.

About The Author

Leave a reply

Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons
Load more