Médicos cubanos en Venezuela. / MARCOS SALGADO XINHUA.-

Se desconoce el origen de las vacunas y vecinos y periodistas denuncian la presencia de médicos de Cuba.

DDC, Caracas 

—Una jornada de vacunación infantil en el municipio caraqueño de Chacao terminó siendo trágica: un bebé de 11 meses falleció tras ser vacunado y una docena de niños debieron recibir atención médica de emergencia. Se desconoce el origen de las vacunas, mientras que varios vecinos y periodistas denunciaron la presencia de médicos cubanos.

Este domingo 17 de mayo, diputados venezolanos de la Asamblea Nacional (presidida por Juan Guaidó) y médicos especializados pidieron que las autoridades hagan una investigación imparcial y transparente sobre este suceso. Los detalles de lo ocurrido han trascendido debido a que el alcalde de Chacao, Gustavo Duque, de oposición al chavismo, ha brindado información.

La jornada se realizó el viernes 15 y fue organizada por la Gobernación del Estado Miranda, en manos del chavismo. El municipio Chacao es parte de este estado (provincia). Hasta este domingo el gobernador Héctor Rodríguez no había reaccionado al caso y no había ningún pronunciamiento tampoco del Ministerio de Salud.

Durante la noche del viernes 15 y la madrugada del sábado 16, en los puestos médicos de salud Chacao, según el alcalde Duque, fueron atendidos dos docenas de niños. Casi una docena presentaba intoxicaciones severas por lo que fueron dejados en observación. El bebé de 11 meses ingresó sin signos vitales.

La mamá del bebé, cuya identidad ha sido resguardada debido a las leyes de protección a la infancia, aseveró que su hijo estaba sano y en perfecto estado de salud antes de ser vacunado.

La periodista Beatriz Adrián y varios vecinos de Chacao, denunciaron la presencia de médicos cubanos en el operativo de salud. No sería nada fuera de lo común, ya que hay una estrecha colaboración de Cuba con Venezuela y, en particular, tienen presencia en el sistema de salud del estado Miranda.

La opacidad y la falta de respuesta oficial, sin embargo, es lo que ha reinado en este caso, como suele ocurrir con situaciones que le son dañinas a la imagen del chavismo.

No hay, de ese modo, una confirmación oficial sobre la presencia de médicos cubanos y tampoco hay certeza sobre el origen y preservación de las vacunas utilizadas en esta jornada.

“Vemos con preocupación la falta de información pública y la opacidad por parte del Ministerio de Salud y el régimen de Maduro sobre el esquema de vacunación que están implementando en los niños venezolanos”, dijo la diputada Manuela Bolívar al ser consultada por DIARIO DE CUBA.

Denunció la diputada que en Venezuela no hay información sobre las vacunas que están presentes en Venezuela, se desconoce su procedencia y tampoco hay claridad sobre los protocolos de seguridad que se hayan seguido.

“¿Cuáles son los protocolos de seguridad que están teniendo las vacunas desde que se importan hasta que se aplica al niño? ¿De dónde vienen las vacunas?”, se interrogó Bolívar quien ha reiterado que es necesaria una investigación imparcial sobre la muerte del bebé de 11 meses, cuyo cuerpo permanecía este domingo en la morgue sin que se supiera el resultado de la autopsia.

La cadena colombiana de noticias NTN 24 difundió el caso e informó que en el operativo de vacunación participaron médicos cubanos, ratificando lo que aseguró Beatriz Adrián. El portal Alberto News también brindó la información y confirmó que la delegación que aplicó las vacunas estaba compuesta por médicos enviados de la Isla.

El periodista Román Camacho informó, a través de su cuenta de Twitter, que las vacunas aplicadas son las que contemplan el PAI (Programa Ampliado de Inmunización) y la vacuna antifiebre amarilla pediátrica. En total, fueron vacunados más de 90 niños este viernes.

Marcos Gómez, director de la sección venezolana de Amnistía Internacional, pidió que se paralice la aplicación de vacunas de este lote que generaron la tragedia en Chacao, y asimismo exigió que se realice una investigación independiente en la que se establezcan responsabilidades por el fallecimiento del bebé.