Operativo contra UNPACU, 1ro de octubre 2019 (Foto archivo).-

 

 

Esto luego de las acusaciones realizadas por el diario oficialista Granma contra el líder de la opositora UNPACU, José Daniel Ferrer

 

CubaNet contactó con Carlos Oliva Rivery, quien es uno de los directivos de la organización y al respecto expresó:

“Luego del día 20, varios activistas han sido detenidos, multados con altas sumas de dinero y amenazados con ir a prisión si no las pagan. Entre estos me encuentro yo, que fui multado con 2000 pesos”.

Con igual medida fueron castigados los activistas santiagueros Franklin Álvarez Fernández, José Castillo Ríos, Yordanis Chávez Roll, entre otros. Así mismo, Ernesto Oliva Torres fue advertido de que debe pagar una multa que le fue impuesta de forma arbitraria en febrero o de lo contrario podría terminar en la cárcel.

Algunos activistas fueron interceptados cuando salían de la vivienda donde radica la célula de UNPACU, José María Heredia, ubicada en el Reparto Mariana de la Torre. Otros lo fueron al marcharse de la Sede Principal que se encuentra en el Reparto Mármol.

Ambos lugares se encuentran sitiados, con la presencia de efectivos del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y el Ministerio del Interior (MININT).

La razón que dieron a los opositores los oficiales del DSE que estuvieron al frente de las detenciones fue que estaban apareciendo carteles y pegatinas por toda la ciudad, y que “ellos eran los responsables”. Esto debido a que, ante la injusta encarcelación del líder opositor, la UNPACU ha convocado a una campaña exigiendo su inmediata liberación y la de todos los presos políticos.

Ferrer García se encuentra privado de libertad desde el pasado 1ro de octubre y su proceso está plagado de irregularidades, por lo que es considerado sumario. Le mantuvieron desaparecido más de un mes, ha sido torturado y aún con su delicado estado de salud recientemente le confinaron en una celda de castigo.

En el marco de esta campaña, y por el gran impacto nacional e internacional que está teniendo, es que se lleva a cabo esta nueva ola represiva.

Sobre la situación Franklin Álvarez declaró: “el régimen está asustado y reacciona con violencia, porque es el único lenguaje que conoce. La campaña por la liberación de nuestro líder tiene mucho éxito y ellos se sienten impotentes al ver cómo la población muestra su apoyo con José Daniel Ferrer y la UNPACU”

Por otra parte, algunos de los que fueron arrestados dieron sus testimonios sobre las amenazas que recibieron de parte de los agentes del DSE cuando estaban en la unidad. Entre las más graves, la afirmación de que “acabarán con la oposición antes de que se termine este año 2019”.

“Me dijeron que iban a acabar con todos los grupos opositores antes de que se acabara diciembre. Y que a los contrarrevolucionarios los iban a desaparecer”, resaltó José Castillo Ríos.

De acuerdo con los opositores, la Policía Política dejó bien claro que la UNPACU sería de las primeras en ser ultimada. “La UNPACU encabeza la lista por ser la organización más numerosa y más activa”, replicó Oliva Rivery.

Y es que después de que el régimen cubano perdiera el apoyo de dos de sus más importantes aliados en la región, Bolivia y Ecuador, ahora ya no recibirá el subsidio económico resultante de la exportación de profesionales a esos países. Siendo tan desfavorable su situación en estos momentos, el gobierno de La Habana no puede permitirse dar tregua a la disidencia interna, porque sería su fin.

“Lo que está ocurriendo no sorprende a quien ha analizado a fondo la historia de la oposición en Cuba y conoce, por ejemplo, antecedentes como la Primavera Negra en 2003. Lo que fue la más cruda ola represiva contra los detractores de la dictadura comunista hasta la fecha, fue una respuesta al Proyecto Varela y al gran impacto que tuvo”, dijo Ernesto Oliva Torres.

“Igual como sucedió ahora con el caso de José Daniel, la dictadura no pudo obviar el Proyecto y se vio obligada a pronunciarse al respecto. El resultado: 75 activistas de derechos humanos encarcelados posteriormente, 25 de ellos gestores del Proyecto, y entre estos, uno de sus líderes, José Daniel Ferrer García”, destacó.

Sin embargo, aún con la hostilidad del Gobierno, la UNPACU reafirmó su constancia y firmeza en la lucha.

“Nuestra respuesta: la misma, continuaremos haciendo nuestro activismo político, pacífico. En campaña por la libertad de todos los presos políticos, hasta alcanzar una Cuba verdaderamente libre y democrática”, finalizó el coordinador.