Los cubanos ya no tienen miedo en enfrentar a los funcionarios corruptos del régimen. Foto: Composición Cubanos por el Mundo.-

Una cubana sin miedo increpa a los militares castristas, y les reclama el hecho de que ellos si pudieran conseguir alimentos, mientras la gente hace colas desde la madrugada.

Por Carlos Escorihuela / Cubanos por el Mundo.-

—Los militares y funcionarios castristas ya no tienen vergüenza, y cometen sus hechos de corrupción frente al pueblo necesitado que hace colas para comprar comida en Cuba.

A la redacción de Cubanos por el Mundo llegó un video de forma exclusiva, en el que se ve como dos funcionarios del régimen salen de un establecimiento con bolsas con pollo. Esto ante la mirada atónita de los cubanos que llevaban horas haciendo filas poder adquirir la proteína.

En el material se observa como una cubana sin miedo increpa a los militares castristas, y les reclama el hecho de que ellos si pudieran conseguir alimentos, mientras la gente hace colas desde la madrugada.

Según se puede escuchar, al parecer a los ciudadanos en la cola se les avisó que el pollo se había terminado, a pesar de que estos funcionarios salieron con la comida en mano.

“Cuando el pueblo está durmiendo aquí, es una falta de respeto que no han pasado 100 personas y salgan y digan que ya se acabó el pollo y ustedes vengan a salir así. Esto es una falta de respeto de ustedes, ustedes son los primeros faltas de respeto que hay en este país”.

“Yo estoy aquí desde las cuatro de la mañana para comprar comida para mi familia, porque tengo una hija diabética que necesita comida. Yo voy ahora a la estación de la policía a denunciarlos a ustedes dos”, reiteró la cubana apoyada por las otras personas que estaban haciendo la cola.

Corrupción y descaro

Según se pudo constatar, en ese establecimiento cubano había personas desde la madrugada durmiendo para poder comprar comida. No obstante, eso no fue suficiente para las autoridades que, prefirieron atender primero a los militares castristas que al pueblo.

Eso generó el malestar de la mayoría de las personas que estaban en el lugar que no dudaron en reclamarle a los corruptos. Una muestra más de que el pueblo cubano ya no le teme a los funcionarios del régimen.

Estas situaciones de colas y desabastecimiento se observan a lo largo y ancho de todo el territorio cubano, en medio de la crisis sanitaria generada por el Covid-19.

Redacción Cubanos por el Mundo