Fotografía de referencia de la repesión policial en Hong Kong. (Archivo).-