Activista cubana Maydolis Leyva Portelles | Foto © Facebook.-

 

Redacción CiberCuba.-

—La venta de huesos de res en las bodegas de Holguín generaron fuertes peleas entre la población de esa provincia del oriente del país en medio de la pandemia del coronavirus, denunció la activista cubana Maydolis Leyva Portelles.

En una publicación en su perfil de Facebook, la ex presa política y prisionera de conciencia mostró una foto donde carga dos huesos largos de res y aseguró que “estos huesos pelados generaron fuertes peleas y conflictos populares en su venta”.

“En la tarde de hoy fueron vendidos huesos de res, ignoramos dónde quedó la carne, en la casilla “La Nueva”; ubicada en Calle 4ta / 13 y 15, Reparto Ramón Quintana, perteneciente a la zona 5 de Comercio. A un precio de 2 $ CUP/libra”, afirmó.

Asimismo, se cuestiona si el gobierno cubano pretende “alimentar” al pueblo con huesos, desprovistos de toda carne.

“¡Qué clase falta de respeto es la dictadura comunista!”, asegura Leyva Portelles, quien también es integrante del Comando Olegario Charlot Spileta, en Holguín.

El post de la activista ha alcanzado más de 4 200 comentarios, la mayoría personas indignadas ante esa situación y de otras que cuestionan a Leyva por ser opositora, en consonancia con el descrédito que el régimen cubano se asegura de darle al activismo en la isla.

En uno de los comentarios puede leerse: “Yo estoy de acuerdo con esta señora. Esto es lo que se merece el pueblo??? no Jodan, a todos esos que opinan lo contrario esos comunistas seguro tienen ya en su casa la carne que le falta a esos huesos, por eso opinan así y los demás que se jodan”.

Mariana Teresa Leal Alfaro, quien respondió a Leyva que no hubiese comprado los huesos y listo, fue cuestionada por otra usuaria de la red social quien le explica: “Los compró por el hambre, los compró porque tiene familia igual que tú, niños que llegan de la escuela de adoctrinarlos con los comunistas y no tienen que comer”.

En medio de la pandemia el coronavirus, en aislamiento social y con los niños en la casa, las familias cubanas se encuentran desesperadas ante la escasez de alimentos en el país.

Tras el inicio de la venta de huesos a la población cubana la pregunta de Leyva Portelles es recurrente entre los habitantes de la Isla: ¿dónde quedó la carne?

El pasado 6 de febrero se supo que el gobierno destina la mayor parte de la carne que se produce en el país al turismo.

Así lo confirma un reportaje publicado por el periódico oficialista Trabajadores, donde José Miguel García Falcón, fundador del combinado cárnico de la Empresa Pecuaria Genética Turiguanó, en Ciego de Ávila, declaró que la carne de res se comercializa en unos 86 hoteles del país y en instalaciones extrahoteleras, mientras a la población se le venden “subproductos de res en una carnicería en el poblado de Turiguanó y en las ferias de las ciudades de Ciego de Ávila y Morón”.

Un mes después, el 2 de marzo, varios cubanos denunciaron en Facebook indignados que el régimen los trata como perros.

“Huesos para la perra” Para la perra hambre que hay en este país. Lo que me gustaría es que en una Mesa Redonda me explicaran dónde va a parar la carne que estaba en estos huesos, vamos Randy (Alonso) estoy esperando la respuesta”, expresó en esa red social Yanier Joubert Cisneros, quien se identifica como periodista independiente y vive en Guantánamo.

En las imágenes se ven unas costillas llenas de huesos y con escasa carne que da, si acaso, para una sopa, como señalaron varios ciudadanos.

La escasez en Cuba lleva desde finales de 2018 en aumento y los ciudadanos se quejan en las redes sociales de la situación, mientras el gobierno y los medios oficialistas echan la culpa al embargo de Estados Unidos.