Abanderamiento de los grupos contra los ‘coleros’ en Holguín. ¡AHORA!.-

 

 

Las autoridades incluso las ‘abanderan’.

DDC, Holguín 

—Las autoridades de Holguín han creado grupos que recuerdan a las parapoliciales “brigadas de respuesta rápida” de principios de los años 90, pero que están destinados a perseguir a los “coleros”, a quienes el Gobierno culpa del desabastecimiento.

Lo mismo ha ocurrido al menos en otra provincia, Granma.

El periódico oficial ¡Ahora!, de Holguín, informó de la “constitución, capacitación y abanderamiento” de esos colectivos, a los que describió como destinados a “la prevención y enfrentamiento a coleros, revendedores y acaparadores”.

Los grupos están integrados por cuadros, funcionarios, efectivos de la Policía y el Ejército y miembros de las llamadas organizaciones de masas. Se repartirán por las más de 120 unidades comerciales y mercados de los 14 municipios holguineros.

Juan Miguel Morán, coordinador de los programas y objetivos de la defensa en el Gobierno provincial, dijo que el principal objetivo de esta acción es “organizar las colas y eliminar las listas y turnos otorgados por algunas personas durante varios días”, y que la compra se realice “por orden de llegada y personalmente”.

“Se debe acabar con la conducta oportunista de mucha gente que ha buscado en revender un modo de vida”, añadió.

La “conducta oportunista”, sin embargo, ha sido propiciada por el desabastecimiento de productos de primera necesidad y las largas colas que deben hacer los cubanos para conseguirlos.

Yunia Pérez, vicegobernadora de Holguín, llamó a mantener “una conducta ética y responsable, para enfrentar el flagelo de los ‘coleros'”, el cual —dijo— “va en contra de los trabajadores y del esfuerzo del país por ofrecer productos deficitarios a la población, en medio del duro bloqueo y la crisis económica mundial”.

Disney Ajo Ráez, jefe de uno de estos “grupos de prevención”, recibió la bandera de inicio de la operación y se comprometió a “proteger a la población”.

En Granma, Samuel Calzada Deyundé, vicepresidente del Consejo de Defensa de Bayamo, dijo que la tarea principal de estos grupos será “la persuasión”,

“No debemos permitir aglomeraciones nocturnas para hacer colas, personas que marquen para 15 o 30 personas, reventa de productos o venta de turnos”, dijo, reportó el periódico local La Demajagua.

“Una sociedad como la de Cuba no puede permitirse conductas que choquen contra la moral, por eso es una guerra de conciencia y convencimiento, pero también de acciones”, añadió.

Las “brigadas de respuesta rápida” fueron creadas por el régimen de Fidel Castro en años los 90 para reprimir cualquier brote de descontento popular. Han sido empleadas con frecuencia contra opositores pacíficos y sus familias.

En los últimos días la prensa oficial ha pedido mano dura contra los coleros. El diario Granma, órgano nacional del Partido Comunista, dijo incluso “dudar de la humanidad de estos seres”.

Al menos 1.285 personas han sido sancionadas por actuar como “coleros” desde el comienzo de la pandemia de Covid-19.

Preocupado por el fuerte descontento popular que producen el desabastecimiento y medidas discriminatorias como la apertura de tiendas en Moneda Libremente Convertible, el Gobierno ataca las consecuencias sin mencionar las causas.

La organización de los llamados grupos de “prevención y enfrentamiento” en Holguín coincide con la apertura en esa provincia de nuevos establecimientos en Moneda Libremente Convertible, pertenecientes a la Corporación CIMEX y a Tiendas Caribe, ambas de los militares cubanos.

El surtido de esas tiendas, a las que solo tienen acceso cubanos con cuentas en dividas extranjeras, contrasta con los anaqueles vacíos de los establecimientos en CUC y los mercados en moneda nacional.