Mara Tekach (al centro a la izquierda), junto a activistas cubanos. / Foto © Twitter @USEmbCuba.-

 

Alberto Arego

Alberto Arego / CiberCuba.-

—El Gobierno de Cuba envió este viernes una queja a la administración de Donald Trump sobre los derechos humanos en Estados Unidos a través de la Encargada de Negocios americana en La Habana, Mara Tekach.

“Hoy recibí en el MINREX a Encargada de Negocios de EEUU, a la que pedí trasladara a su gobierno las profundas preocupaciones e insatisfacciones de Cuba por la conducta y trayectoria deplorables del Gobierno de EEUU en materia de derechos humanos”, dijo Yuri Gala López, director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

La preocupación del régimen se produce unos días después de que Tekach dijera en una visita al Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami que “vamos a seguir luchando como gobierno para que vuelvan la libertad de expresión y libertades de todo tipo a Cuba”.

Los diplomáticos y las autoridades de la isla continúan culpando a EEUU de todos los problemas económicos y de cualquier índole en el país, una excusa que utilizó este sábado el gobernante Miguel Díaz-Canel para minimizar la escasez vivida por los cubanos en 2019.

Desde la cuenta oficial de la embajada de EEUU en Cuba de momento no se hace referencia a este nuevo mensaje del gobierno cubano, tras la preocupación del canciller Bruno Rodríguez por la situación de los DDHH en Estados Unidos el pasado 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.

Tekach fue señalada por la dictadura cubana de estar detrás del accionar de movimientos independientes en el país y directamente de José Daniel Ferrer. El líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) lleva casi tres meses en una cárcel tras ser detenido arbitrariamente, no ser sometido a un proceso judicial justo y padecer una campaña de descrédito en los medios oficialistas.

Durante este mes, esta funcionaria estadounidense se reunió “con representantes de la sociedad civil cubana para conversar sobre violaciones a los derechos humanos en Cuba, por ejemplo, los arrestos domiciliarios ilegales que están teniendo lugar”, apuntó la embajada de EEUU en Cuba.

Estados Unidos incluyó al Gobierno de Cuba esta semana en su Lista Especial de Vigilancia por haber participado o tolerado violaciones graves de la libertad religiosa.

Pese a los desencuentros y la congelación de las relaciones entre ambos países, Estados Unidos aclaró que no hay planes de romper relaciones con Cuba.