Las autoridades trabajan también en la reorganización del transporte, un medio de propagación del virus muy problemático en Cuba. (EFE).-

 

Las autoridades sostienen que tratan de arreglar los problemas de suministro.

 

—El enemigo más eficaz y asequible contra los virus, el agua, no es tan fácil de obtener en Cuba, aquejada por la sequía y la deficiente gestión de un suministro más necesario que nunca frente al Covid-19. En La Habana, 468.721 de sus 2,2 millones de habitantes sufren desabastecimiento, según anunciaron las autoridades.

La capital tiene 111 fuentes de suministro afectadas, 89 de forma parcial y otras 22 de forma total, y solo una de las cinco cuencas que la abastecen se encuentra en buen estado, según explicó este martes en Mesa Redonda Antonio Rodríguez, director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH). El déficit asciende a 2.447 litros de agua por segundo en lo que va de marzo y 58.500 personas son abastecidas por camiones cisterna.

La escasez de agua por falta de lluvias afecta a 469.000 personas en la zona occidental de la Isla, la mayoría en La Habana; unas 23.000 en la zona central y unas 21.000 en la oriental.

La escasez de agua por falta de lluvias afecta a 469.000 personas en la zona occidental de la Isla, la mayoría en La Habana; unas 23.000 en la zona central y unas 21.000 en la oriental

Según Rodríguez, entre los municipios más afectados en la capital están Arroyo Naranjo, Centro Habana, La Habana Vieja, La Lisa y Boyeros, aunque advirtió que también hay problemas en el resto. El funcionario señaló que las quejas y consultas sobre el servicio han aumentado y se ha debido aumentar la capacidad telefónica para atenderlo.

“Tenemos como ventaja el hecho de que seguimos trabajando en la interconexión de sistemas dentro de la capital, para distribuir mejor el agua”, dijo. Las obras en varias zonas se aceleran para mejorar la situación, argumentó Rodríguez, y se trabaja en la perforación de pozos de recarga y para el abasto.

Además, se han instalado dos pequeñas plantas desalinizadoras y se activarán otros pozos como puntos de fácil acceso. En la capital, anunció el directivo, teóricamente hay un promedio de 648 litros por habitante, pero los problemas de salideros conductoras y redes (hasta 2.000) impiden que esta cantidad llegue a su destino y aunque se ha rehabilitado el 78% de las conductoras, solo el 36% de las redes funcionan correctamente.

Rodríguez aseguró que que el lunes se llevó agua en pipas a 31.909 personas en La Habana y que se están tomando medidas para ajustar el suministro y restringir las fuentes de abastecimiento a los grandes consumidores, además de reforzar la inspección estatal.

En medio de todo esto, los pronósticos meteorológicos no son optimistas y seguirá lloviendo poco al menos hasta abril, por lo que el funcionario pidió, como es habitual, un uso racional del agua.

Cuba ha tenido hasta la fecha 48 casos confirmados, 29 cubanos y 19 extranjeros. Tres de los casos son graves, hay un alta y un fallecido, mientras el resto se mantienen estables

José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, asistió también al programa, donde hizo balance de la situación en Cuba, no sin antes destacar que el coronavirus afecta a 168 países y que los más aquejados actualmente por la velocidad de propagación son Italia, Estados Unidos, España y Alemania.

Cuba ha tenido hasta la fecha 48 casos confirmados, 29 cubanos y 19 extranjeros. Todos los casos se consideran importados aún, puesto que los contagios no se contabilizan como locales hasta que no se transmiten entre dos personas que no han salido del país. Tres de los casos son graves, hay un alta y un fallecido, mientras el resto se mantienen estables.

Además, mantiene bajo vigilancia a 1.229 personas, 1.055 cubanos y 174 extranjeros, “ingresados en centros de aislamiento y hospitales previstos con este fin”, precisó el ministro de Salud.

“Nos hemos adelantado a las fases de prevención, con medidas como el cierre parcial de fronteras, porque la mayoría de los casos han estado vinculados o venían desde el exterior”, argumentó el ministro, a pesar de que el único control realizado hasta ahora era en puertos y aeropuertos, por donde, precisamente, ha entrado el coronavirus.

El ministro de Salud insistió en las medidas de vigilancia que se mantienen, específicamente en los mayores y otros grupos vulnerables y recordó que cada provincia tiene unas instalaciones designadas para las tareas de aislamiento, hospitalización y control.

Portal Miranda repasó otras medidas, como las tomadas en la reorganización de servicios sanitarios, que han sido aplazados a excepción de las urgencias, o el mantenimiento de consultas rutinarias (orientadas, eso sí, a reducir el número de pacientes) y el programa materno infantil.

Reynaldo García Zapata, gobernador de La Habana, pidió a la población que cumpla con las medidas anunciadas “por la máxima dirección del país”

“Reiteramos el llamado al distanciamiento social y a que todos se mantengan informados por los medios oficiales, porque en la prevención está la clave. Nadie puede sustituir lo que le corresponde a cada cual en su protección. En la prevención está el éxito de todos”, afirmó Portal Miranda.

Reynaldo García Zapata, gobernador de La Habana, pidió a la población que cumpla con las medidas anunciadas “por la máxima dirección del país”.

El funcionario insistió en el papel de los consejos populares para garantizar la vigilancia y para ayudar a quien lo necesite para cumplir con el aislamiento. También explicó que 3.875 turistas permanecen aislados en hoteles y 5.620 que siguen en casas de renta se trasladarán.

García Zapata dijo que se han habilitado 770 puntos de venta de comida para llevar, y se trabaja para que todas las unidades en condiciones de aportar en ese servicio lo hagan. Además han ampliado los puntos de venta de cloro a 123, uno en cada consejo popular.