Madrazo Luna toma la palabra en una audiencia de la CIDH. / FOTO CIDH.-

La Seguridad del Estado de Cuba amenazó al promotor de los derechos raciales, Juan Antonio Madrazo Luna, con enjuiciarlo por su activismo.

Redacción RTVMartí | 13 de noviembre 2020.-

—Oficiales de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria lo arrestaron el jueves en su casa en La Habana y fue detenido durante varias horas. Tras ser liberado este viernes Madrazo Luna concedió una entrevista a Radio Televisión Radio Martí donde ofreció detalles de la detención.

“Hicieron un registro que duró casi una hora y ocuparon dos laptops, dinero, cinco cámaras de video pequeñas, dos discos duros personales míos y una carpeta donde tenía facturas”, explicó el coordinador nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), fundado en 2008.

“Fui conducido para la unidad de Zapata y C y estuve cerca de una hora en el calabozo. Me subieron a una oficina y empezó el interrogatorio. Primeramente, me dijeron que ya ellos tenían elementos para procesarme por tener relaciones de trabajo con entidades extranjeras que estaban intentando subvertir el orden en el país, que en este caso, ellos sí tenían todos los elementos para procesarme”, relató.

La advertencia de los interrogadores incluyó una referencia al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel: “Si continuamos, ellos se refieren a que estamos ridiculizando al presidente en las redes sociales, de que ellos no van a permitir ese tipo de acto”.

“Sobre las doce de la noche me trasladaron para la unidad de 7ma y 62, en Miramar, que es la unidad de Investigaciones Criminales. Ahí estuve hasta casi ahora mismo”, dijo el activista.

Según los oficiales, las pertenencias decomisadas en su vivienda durante el registro, que terminó con su arresto en la mañana del jueves, quedaban bajo investigación.

La detención de Madrazo Luna fue condenada por varios grupos de derechos humanos como el Instituto Raza e Igualdad y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

“El OCDH condena la represión sistemática del gobierno de Miguel Díaz-Canel contra los activistas anti-racismo en la isla. Resulta intolerable que un gobierno recién elegido miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se aproveche siempre de los momentos de incertidumbre internacional, para avanzar posiciones, en su permanente enfrentamiento a las voces disidentes y a la sociedad civil y continúe acosando, deteniendo y robando instrumentos de trabajo a los activistas que trabajan pacíficamente por la igualdad racial y el respeto a los derechos fundamentales”, indicó el OCDH.

El grupo que preside Madrazo Luna está comprometido “con la lucha contra la discriminación racial y el racismo en Cuba y en cualquier rincón del mundo”.

[Con entrevista de Ivette Pacheco para Radio Martí]