Una mujer chequea las opciones para conectarse a Internet en Cuba. SNet fue creada de manera informal, hace 15 años, para facilitar el acceso a la red. (Yamil Lage/AFP).


Redacción Radio Televisión Martí.-

—Agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil ocuparon este sábado el parque ubicado frente al Ministerio de Comunicaciones donde varios usuarios de la red inalámbrica SNet tenían previsto realizar una protesta.

El objetivo de los manifestantes era pedir a las autoridades que permitieran la existencia de su red inalámbrica, creada hace 15 años.

“Varios activistas, periodistas independientes y miembros de la mayor red comunitaria cubana denunciaron presiones y amenazas de la policía política para impedirles llegar hasta el lugar”, reportó el diario 14ymedio.

“Al menos dos arrestos arbitrarios y numerosas prohibiciones de salir del domicilio habían sido reportadas en las redes sociales en la mañana”, informó 14ymedio.

Un usuario de SNet dijo al diario digital que “cuando llevaba cinco minutos sentado en un banco se le acercaron agentes de la policía vestidos de civil para preguntarle cuál era el motivo de su presencia allí”.

Diario de Cuba informó que la policía arrestó ​al escritor y fotógrafo Ariel Maceo Téllez cuando intentaba participar en la protesta.

“Ariel Maceo Téllez fue a la protesta de SNet y ahora mismo se lo están llevando preso en una patrulla de policía”, denunció en Facebook Luis Dener Hernández, según el reporte de Diario de Cuba.

“El periodista independiente Abraham Jiménez Enoa denunció que estaba siendo hostigado desde el viernes para impedirle asistir al encuentro”, indicó el diario digital.

“En los alrededores de la Plaza de Revolución y la Biblioteca Nacional también era visible un intenso operativo de patrullas de la policía y oficiales de la Seguridad del Estado”, precisó 14ymedio.

El 14 de agosto, el usuario Ernesto de Armas denunció un acto de represión en su contra: ayer a las 11:45 pm más o menos vino la Seguridad del Estado a mi casa. Me llevaron en una patrulla. Me amenazaron, me acusaron falsamente de cosas, incluso me amenazaron con la cárcel.

“Estoy muy triste de que esto suceda solo por defender SNet en mi país. Yo no hago daño a nadie”, dijo De Armas en Twitter.

Posteriormente dijo que las presiones de las autoridades estaban afectando su vida personal y a su familia, y que abandonaba la lucha de defender, siempre pacíficamente y sin hacer política, la existencia de SNet.