Organizaciones firmantes del documento. / DDC.-

 

Tras la fundación del organismo en 2006, Cuba lo ha integrado, con esta elección, en cinco ocasiones.

DDC, La Habana
—Un grupo compuesto por 85 organizaciones cubanas e internacionales rechazó públicamente a través de un comunicado la elección de Cuba para su quinto mandato en el Consejo de Derechos Humanos de la Naciones Unidas este martes 13 de octubre.

“Nos preocupa profundamente la decisión de otorgarle a Cuba una nueva oportunidad para ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos. Esto no sólo recompensa el pobre historial de Cuba en materia de derechos humanos, sino que también socava la integridad del Consejo para responsabilizar a los Gobiernos abusivos por sus acciones en la región y en todo el mundo”, afirman los firmantes del texto.

“Las naciones que tienen el honor de integrar el Consejo deben comprometerse con el derecho internacional de los derechos humanos. Los miembros del Consejo deben asegurarse de que Cuba no eluda la responsabilidad de su propia conducta ni utilice su asiento para debilitar estas normas internacionales. Como organizaciones dedicadas a la protección y promoción de derechos humanos estaremos vigilantes, monitoreando las acciones de Cuba dentro del Consejo, certificando que los derechos humanos y las libertades fundamentales están siendo respetados y protegidos”, agregan.

Este 13 de octubre durante una sesión de la Asamblea General de la ONU, la comunidad internacional otorgó a Cuba un nuevo asiento en el Consejo de Derechos Humanos.

Tras la fundación del organismo en 2006, la Isla ha ocupado uno de los ocho puestos correspondientes a América Latina y el Caribe en cuatro mandatos, en los que solo en 66 ocasiones ha votado a favor de las 205 resoluciones aprobadas en respuesta a graves violaciones de derechos humanos en todo el mundo.

El texto, firmado por otros medios de prensa independientes y organizaciones defensoras de los derechos humanos de la Isla y la región, agrega que “Cuba no ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ni el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes”.

Además, señala que el Gobierno de la Isla “no ha extendido una invitación al país al Relator Especial de la ONU sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos. El Comité Internacional de la Cruz Roja, que visita a los presos por delitos de carácter político, no ha logrado ingresar a la isla desde 1989. Cuba es también el único país de América que Amnistía Internacional no ha podido visitar desde 1990”.

“En 2019, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos concluyó que en Cuba ‘persiste la grave inobservancia de los elementos esenciales de la libertad de expresión, la democracia representativa y sus instituciones'”, añade el comunicado.

“El país sigue estando, año tras año, entre los peores calificados en materia de libertad de prensa en América Latina, y ocupa el puesto 171 de los 180 países analizados en el Índice Mundial de Libertad de Prensa 2020 de Reporteros sin Fronteras (RSF). El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) incluye a Cuba en una lista de los 10 países con mayor nivel de censura del planeta“, finaliza.

Entre las organizaciones que suscriben el documento se encuentra la Alianza Democrática Oriental, la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, Artículo 19 Oficina para México y Centroamérica, la Asociación Cubana de Pequeños Emprendedores (ACPE), la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) y el Centro Cubano de Derechos Humanos, entre otros.

Algunos de los medios independientes firmantes del comunicado son  DIARIO DE CUBA, 14yMedio, ADNCuba, Alas Tensas, Árbol Invertido, CubaNet, La Hora de Cuba y Yucabyte .