Presentación del Documental Mínimo Gorki. Foto de la autora.

 

Porno para Ricardo ofrecerá conciertos en varias ciudades colombianas hasta la clausura del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos

Los integrantes del grupo aprovecharon la oportunidad para difundir su música y denunciar la represión del régimen cubano.

¡Abajo el Castrismo! y ¡Libertad para Cuba! Fueron algunos de los vítores del concierto que ofrecieron este 24 de agosto en La Valija de Fuego, Bogotá.

Su música ha estado fuertemente marcada por la política y por la inconformidad con la dictadura cubana de los últimos 60 años. Por este motivo han sido censurados, apresados, amenazados y reprimidos en varias ocasiones. Pese a ello, Porno para Ricardo persiste en enfrentar a la dictadura.

“La experiencia nos ha demostrado que el comunismo no es una alternativa”, dijo el vocalista de la banda, Gorki Ávila, poco antes del concierto, durante la presentación del documental Mínimo Gorki.

Presentación del Documental Mínimo Gorki. Foto de la autora.

“Yo hablo de mi realidad –explica el artista– y mi realidad es un país de 60 años de comunismo y donde la decadencia es brutal. Cuba fue uno de los países más productores de música y la han destruido, simplemente porque hay un filtro de lo que es políticamente correcto”.

Según Gorki, los artistas cubanos están indefensos ante la represión del castrismo y, por ello, “vivir en Cuba es vivir con miedo”.

Por su parte, Ciro J. Díaz, integrante del grupo, expone cómo el comunismo se ha impuesto en Cuba como utopía, que a muchos ha enamorado, pero que en la práctica ha sido una gran mentira: “De las mismas maneras en que viaja la verdad, viaja la mentira. Y los cubanos hemos vivido en la mentira durante muchas décadas”.

A lo largo de los años, Porno para Ricardo ha tenido que recurrir a alternativas “surrealistas” para poder difundir su obra. Aunque reconocen que el interés por su música ha sido espontáneo, precisamente por la censura.

Si bien declaran que no son políticos, sino músicos que hacen resistencia a la dictadura, advierten que el arte es un factor de cambio importante y que tiene “un poder de convocatoria increíble”.

Para Gorki Ávila, “en la medida en que tú vez que le moleste a la tiranía, yo creo que es una manera que te hace sentir que eres importante y que estás en lo correcto, vas por buen camino. Si le molesta a Castro es bueno para mí”.

El cantante también afirma que el mismo hecho de que el gobierno los haga apresar por intentar dar un concierto, da la medida de impopularidad de ese gobierno y del miedo que le tiene al arte.

Porno para Ricardo ofrecerá conciertos en varias ciudades colombianas hasta la clausura del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos.