Los hermanos Alejandro y Mariela Castro Espín. EFE.-

Los Castro, regulados, planean la campaña Pacotilla del Imperio.

Por EL COMECLARIA, Madrid, para DDC.-

Mariela, es Alejandro.

Mi hermano, ¿y esa voz?

¿Qué voz voy a tener?

¿Qué fue?

¿Nilsa y Deborah no te han llamado?

No, ¿le pasó algo a Papá?

A Papá… A ti… A mí…  A Nilsa… A Deborah…

¿A nosotros cinco, qué?

Que la Casa Blanca acaba de regularnos.

¡No puede ser! ¿Y eso qué quiere decir? ¿Que ahora ninguno de nosotros puede ir a Estados Unidos?

Positivo.

¿Que yo no puedo ir a La Yuma nunca más?

Positivo.

¿Nevermore? ¿Y es nada más con nosotros?

Positivo.

Dios mío, qué encarne… ¿Y los hijos de Tío con esa bruja?

Negativo.

¿Y la bruja?

Negativo.

Pero, Ale, ¿qué hemos hecho nosotros? ¿Lo sabe ya Papá?

Negativo.

¿Tú no se lo has dicho?

Será mejor que quien se lo diga sea Díaz-Canel.

¿Tú sabes cómo me siento ahora mismo? Como un moco. Como un moco que no encuentra a qué pegarse… Pues mira, si allá en la Casa Blanca van a cogerla con nosotros, no vamos a dejar entrar aquí ni a Ivanka ni a Melania… ¡Pero esto es una violación de derechos, Ale! No, esto no se queda así. ¡Deja que Papá se entere! Tenemos que ir a las Naciones Unidas. Somos una pequeña familia en una pequeña isla enfrentada al mayor imperialismo que ha conocido nunca la humanidad. ¿Y los niños? ¿Tampoco los niños pueden ir más a La Yuma?

Sobre la segunda generación familiar no ha habido pronunciamiento.

Pero, ¿qué le hemos hecho nosotros a esos rubios, Ale? ¿Qué le hemos hecho a Donald Rubio y a Marco Rubio para que ahora…? ¿Tú sabes a quién afecta esto más? ¡A la población cubana! ¡Nos bloquean y a quien más afecta ese bloqueo es a la población cubana, a los ancianos y los niños de esta isla!

Supongo que Papá querrá reunirse con nosotros para encontrar otra vía.

¿Entrar a Estados Unidos desde un tercer país como si fuéramos…? ¿Como si fuéramos unos…? ¿Como si fuéramos unos… simples emigrantes? ¿Es eso lo que nos va a quedar en esta vida?

Negativo, mi hermana. Estamos regulados.

¿Regulada yo? ¿Regulado Alejandro? ¿Regulado Papá? ¿Reguladas Nilsa y Deborah?

Positivo, positivo, positivo, positivo y positivo.

¿Entonces de qué vía tú hablas?

Para traer las cosas que necesitamos. Los artículos del día a día.

¿Y no vamos a poder elegirlos nosotros mismos? ¿Tendremos que depender del mal gusto de otros? ¿Será posible que yo no pueda caminar más por las calles de Manhattan? No, yo pisaré las calles nuevamente… No, Ale, esto tiene que ser coyuntural. Tiene que ser coyuntural porque… porque…  Estoy llorando, pero llorando de rabia. Se van a enterar, coño, voy a pedirle a Papá que regulemos más nosotros. A ver quién es más duro, si nosotros o ellos. ¡Mil mercenarios regulados por cada uno de nosotros que no pueda entrar allá arriba! Para que se enteren Marco Rubio y Donald Trump, que lo que son es un par de… ¡Ay, Ale, nunca me sentí tan mal en mi vida, ni cuando murió mamá! Me siento como un…

Como un moco, positivo.

¡Pero como un moco que no encuentra a dónde pegarse! ¿Y en quién vamos a confiar para que nos traigan las cosas que necesitamos, la pacotilla?

No te preocupes. Contamos con elementos entrenados que…

¡Lo tengo ya! ¡Los Cinco Héroes!

¿Estás loca? ¿Cómo vamos a mandarlos de nuevo allá a comprar nada?

No es eso, no… Oye esta idea: tenemos que hacer una campaña en grande, una campaña internacional. Como la que se hizo cuando Elián. Más grande todavía. Más. Como la que reclamó a los Cinco Héroes. Porque ahora los cinco héroes somos nosotros. Papá, Nilsa, Deborah, tú y yo: ¡somos cinco y somos prisioneros del Imperio! ¡No podrán regularnos! ¡No podrán violar nuestros derechos! Del respeto a los derechos de nuestra familia depende la suerte de cada niño y de cada anciano en este país. ¡Hagamos que el pueblo norteamericano nos reclame! ¡Que el hermano pueblo de Estados Unidos exija que los visitemos pípol tu pípol! ¡Acercamiento pípol tu pípol, de eso se trata! Espera, que me está entrando una llamada… ¿Papá? Es Papá.

Ok, me cuentas después, que ahora tengo que cambiarme de piyama.