Evento ‘Cartas de la sociedad civil cubana para la Unión Europea’. / TWITTER.-

 

Solo ‘ha cambiado la estrategia’, asegura Javier Niño Pérez, funcionario del Servicio Europeo de Acción Exterior.

 

DDC, Bruselas.-

—“El objetivo de la política de la Unión Europea (UE) es la democratización de Cuba“, aseguró esta semana Javier Niño Pérez, subdirector en funciones de la Dirección de las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), en una reunión con el activista cubano Juan Adolfo Fernández Sainz y la abogada Laritza Diversent.

“Ese objetivo no ha cambiado desde que estaba en vigor la Posición Común de la UE sobre Cuba. Solamente ha cambiado la estrategia”, confirmó Niño Pérez, de acuerdo con Fernández Sainz.

“La sociedad civil cubana siempre está invitada a discutir con la UE sobre la implementación del Acuerdo de Diálogo y Cooperación entre Cuba y la UE”, añadió.

El SEAE no participó en el panel “Cartas de la sociedad civil cubana para la Unión Europea”, organizado por el eurodiputado español José Ramón Bauzá y celebrado el martes en Bruselas. No obstante, el Servicio Europeo de Acción Exterior sí invitó a la delegación cubana a un encuentro previo con Javier Niño Pérez, informó a DIARIO DE CUBA Erik Jennische, director de programas para América Latina de la organización Civil Rights Defenders (CRD).

El evento “Cartas de la sociedad civil cubana para la Unión Europea”, al que el régimen cubano impidió la asistencia de cinco activistas residentes en la Isla, permitió no obstante presentar el informe sobre la situación de los derechos humanos en Cuba que elaborara CRD.

“Va a ser interesante ver si la Comisión Europea responde a estas propuestas”, aseguró hace varios días a DIARIO DE CUBA Jennische. “La idea nuestra y de los compañeros cubanos que contribuyeron al informe es ofrecer el inicio de un diálogo entre la UE y la sociedad civil independiente para promover la democracia en la Isla”.

“Con este informe queremos iniciar una discusión, pues contiene miles de propuestas, divergentes, contradictorias, desde la alta política hasta cuestiones muy concretas, pero funciona como el inicio de una discusión. La UE tiene la posibilidad de responder. Con el tiempo encontraremos la política”, también dijo el funcionario.

En diciembre de 2016 la Unión Europea derogó la Posición Común sobre Cuba, que exigía avances en materia de derechos humanos y democracia en la Isla.

Tras poner fin a la política aprobada en 1996, la UE aprobó un nuevo Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que recoge el objetivo para ambas partes de “entablar un diálogo (…) a los fines del fortalecimiento de los derechos humanos y de la democracia”.

Además, incluye entre sus puntos “promover las relaciones comerciales y económicas” en base a las normas rectoras del comercio internacional, así como fortalecer las relaciones existentes “sobre la base del respeto mutuo, la reciprocidad, el interés común y el respeto a la soberanía”.