Por Wilfredo Cancio Isla para CiberCuba.-

—El polizón cubano Yunier García Duarte, que llegó a Miami en el compartimiento de carga de un avión comercial la pasada semana, compareció ante autoridades  de inmigración para brindar su testimonio de “miedo creíble” como primer escalón en su solicitud de asilo político en Estados Unidos.

García, de 26 años, fue entrevistado en horas de la mañana de este martes por un funcionario  de la Oficina de Asilo del Departamento de Justicia en el Centro de Detención de Krome, en el suroeste de Miami-Dade, según confirmó a CiberCuba  la abogada Lorena Duarte.

Según la abogada Duarte, integrante del equipo legal que representa a García, la entrevista se desarrolló por hora y media desde las 10 a.m. y el detenido pudo ofrecer “un testimonio sólido” para justificar su caso de asilo.

“Aunque está aún un poco nervioso por su situación, se expresó con  precisión y seguridad,  y fue convincente en su testimonio ante el funcionario”, dijo Duarte, quien forma parte del bufete de Willy Allen, encargado de la defensa de García.

La entrevista de “miedo creíble” es el primer paso para validar la petición de asilo político del joven cubano, empleado del servicio de carga del Aeropuerto Internacional “José Martí” de La Habana.  El asilo político es la única opción que tiene un polizón para no ser deportado y  permanecer legalmente en territorio estadounidense.

Las conclusiones del funcionario sobre la entrevista deben conocerse en las próximas 48 a 72 horas.

“Pienso que fue una entrevista muy positiva para mi cliente”, dijo Duarte. “La base de su argumento no es su pasado como trabajador en Cuba, sino el futuro, los castigos y represalias que pueden caer sobre él y su familia si regresa a Cuba”.

El caso de García pasará ahora a un juez de inmigración, que determinará si la solicitud de asilo tiene mérito para ser considerada por un tribunal estadounidense. La decisión debe producirse en unas dos o tres semanas. El contenido de la entrevista no es público.

“La manera que [García] usó para salir de su país es extrema y desesperada”, agregó Duarte. “Es un caso muy fuerte”.

Duarte visitará mañana al polizón cubano en el Centro de Krome, adonde fue trasladado tras su sorpresiva llegada a Miami. García está bajo custodia del Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y cualquier petición de libertad condicional queda a criterio discrecional de las autoridades.

Más de 25, 000 firmas se han sumado en la platadorma Charge.org para respaldar una petición al presidente Donald Trump y el senador cubanoamericano Marco Rubio, solicitándoles que Estados Unidos acoja como refugiado al joven cubano.

Ni el gobierno cubano ni la administración Trump han hecho declaraciones sobre el caso de García, que compromete el tema de la seguridad aeroportuaria en Cuba.