Aplicación de medidas preventivas en Cuba / Foto Dunia Álvarez – Granma.-

 

Tribuna de La Habana
Barrio de La Habana en cuarentena por coronavirus. / Foto © Tribuna de La Habana.-

Más de 3 000 personas bajo control en 23 manzanas-, de las cuales 1 066 se encuentran en ocho manzanas en aislamiento social y bajo estricta vigilancia, dijeron las autoridades.

 

Redacción CiberCuba | 16/08/2020.-

—El evento de transmisión local de coronavirus que mantiene aisladas 23 manzanas de Puentes Grandes, en La Habana, ha aumentado a 14 casos positivos al COVID-19 desde inicios de agosto, cuando seis jóvenes se infectaron con el virus luego de acudir al bar Q’Bolá de Playa.

De acuerdo con el Consejo de Defensa Municipal de Plaza de la Revolución, hasta la fecha hay 14 contagios confirmados y más de 200 contactos en investigación, con un rango de edad de entre 20 y 40 años, informó el periódico Tribuna de La Habana. En Facebook, el Canal Habana también se hizo eco de la noticia.

Sin embargo, el evento declarado el 12 de agosto abarca a una población más amplia -más de 3 000 personas en 23 manzanas-, de las cuales 1 066 se encuentran en ocho manzanas en aislamiento social y bajo estricta vigilancia, dijeron las autoridades.

“Lo único que puede frenar que este evento se expanda, se abra a otros lugares es que se haga el aislamiento, que se frene el movimiento de la población”, enfatizó el presidente del Consejo de Defensa Provincial Luis Antonio Torres Iríbar.

El funcionario orientó que para cortar la transmisión, las manzanas seleccionadas permanecerán en aislamiento con estricta vigilancia y se realizará una pesquisa diaria a toda la población involucrada, especialmente en grupos vulnerables, a través de test rápidos y exámenes PCR.

Los habitantes de esas manzanas también deberán usar el nasobuco tanto fuera como dentro de la vivienda, afirmó.

Asimismo, afirmó que lo ocurrido en el bar Q’Bolá ha demostrado que los jóvenes también se enferman y que “en tiempos de coronavirus los bares, discotecas y espectáculos en lugares cerrados no pueden ser parte de nuestras vidas”.

Las áreas afectadas por el mencionado evento de transmisión incluyen al Policlínico Puentes Grandes, la tienda de 26 y 51 y la empresa Pedro Soto, así como el punto de gas territorial, la carnicería y la bodega, detalló Tribuna de La Habana.

En la población comprendida en ese cuadrante de la capital del país hay lactantes, mujeres embarazadas y una elevada cifra de personas mayores de 60 años y ancianos que viven solos, señala el medio.

Hasta el momento solo pueden asistir a sus centros laborales las personas que hayan dado negativo al PCR, pero el resto tiene que cumplir con la cuarentena, subrayó el funcionario.

El pasado viernes las autoridades de Plaza de la Revolución dispusieron el cierre de centros comerciales en Puentes Grandes para evitar la concentración de clientes, la “regulación del tránsito en varias calles, reforzar la venta de alimentos y servicios mediante carpas y permitir el trabajo del personal imprescindible donde sea necesario”, con vistas a frenar el contagio.

La capital cubana tiene activos hasta el momento ocho brotes de coronavirus: tres en La Habana del Este, dos en La Lisa, uno en Playa y Marianao, respectivamente, y el referido en Plaza de la Revolución.

Este domingo el Ministerio de Salud Pública confirmó 24 nuevos casos de COVID-19, el número más bajo en esta semana, en la que se dispararon las cifras de contagios sobre todo en La Habana, el territorio con mayor impacto de la pandemia.

Los representantes del gobierno en materia sanitaria subrayaron que los nuevos casos fueron detectados mediante 3 646 pruebas de diagnóstico realizadas en las últimas 24 horas.

De ellos, 22 son residentes en diez municipios de la capital cubana, donde se han concentrado las cifras de infecciones más altas de estos días, con un pico de 72 el pasado lunes.

La Habana retrocedió la semana pasada a la fase epidémica -transmisión autóctona limitada- tras acumular más de 200 casos de COVID-19 en los últimos 15 días.