Aduana en Colombia. / COLOMBIA AL DIA.-

 

 

La acción podría generar también detenciones en Eestados Unidos.

JUAN ARTURO GÓMEZ TOBÓN para DDC, Bogotá 

—Migración Colombia y Fiscalía General de Colombia, en coordinación con el Servicio de Seguridad Diplomática de la Embajada de EEUU en Colombia, pusieron en evidencia una red criminal, que tramitaban de forma fraudulenta documentos a extranjeros provenientes de Cuba, China, México y Ecuador.

La investigación, que llevó a la detención de 13 colombianos, fue adelantada por el Grupo Giatt de Policía Judicial de Migración Colombia y la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales de la Fiscalía, que recopiló información desde 2016.

Varios extranjeros ingresaron a Colombia de forma irregular y usaron la documentación falsa proporcionada por la red para ingresar a EEUU.

Así funcionaba la red

La banda, de cual formaba parte un exfuncionario de Migración Colombia, falsificó extractos bancarios, declaraciones de renta, entre otros documentos, y acreditó ante las autoridades competentes hechos inexistentes para que los extranjeros fueran reconocidos como colombianos y se les garantizara la estadía o el tránsito a otros países.

Esto les permitió obtener cédulas y registros civiles, salvoconductos de permanencia y visas de cónyuge, de trabajador o de socio/propietario de empresas colombianas; así como pasaportes colombianos otorgados por la Cancillería.

Dicha organización contaba con estructura organizada de la siguiente manera:

  • Carlos Alberto Bernal Cruz, un ex funcionario del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), señalado de coordinar las diferentes actividades para obtener los documentos públicos o privados falsos.
  • Jaime Quintero Pinilla, ex funcionario de Migración Colombia, quien supuestamente utilizó su cargo para revisar en los sistemas de información los trámites solicitados por la red ilegal y realizar procedimientos administrativos para legalizar la situación de los extranjeros y emitir salvoconductos sin el cumplimiento de los requisitos de ley.
  • Faiter Javier Navarro Pereira, otro de los presuntos coordinadores de la red, estaba encargado específicamente de las falsedades y de conseguir visas colombianas de manera fraudulenta.

Dependiendo del estatus migratorio y la complejidad de los documentos, la banda cobraba entre 2.000 y 10.000 dólares.

La Embajada de EEUU en Colombia evalúa la posibilidad de solicitar en extradición a varios de los integrantes de la estructura criminal, en el entendido de que los documentos que habrían tramitado irregularmente les sirvieron a algunos migrantes para ingresar a territorio estadounidense.

Esta acción podría generar también detenciones en EEUU de personas que ingresaron al país con documentación falsa.