Lis Cuesta y Díaz-Canel en la clausura de Cuba Sabe 2020. / PRENSA LATINA.-

Díaz-Canel asiste a la clausura del encuentro, donde se presentó el ron Havana Club Union, creado para acompañar el habano Cohíba Siglo VI.

DDC, La Habana 

—Del mismo modo en que Miguel Díaz-Canel asistió a la inauguración del II Taller Internacional Cuba Sabe 2020, que preside su esposa, Lis Cuesta Peraza, el gobernante estuvo en la clausura del encuentro que pretende “promover los valores de la cocina criolla nacional“, según reza su convocatoria.

Acompañado por el flamante primer ministro, Manuel Marrero, del teólogo brasileño Frei Betto, y de otras autoridades, Díaz-Canel participó en la ceremonia de cierre, acontecida en el capitalino Hotel Iberostar Grand Packard, sede oficial del Taller, reportó la agencia oficial Prensa Latina.

El ministro de Turismo, Juan Carlos García, dijo que eventos de este tipo demuestran que Cuba podría ser visitada no solo como un destino tradicionalmente asociado al sol y la playa, sino además por “sus atractivos gastronómicos.”

García convocó a la tercera edición del Cuba Sabe, a celebrarse entre el 14 y el 16 de enero de 2021, y anunció la fundación de la Asociación Cubana de Sommeliers, que, según dijo, contribuirá a salvaguardar los valores de la gastronomía del país.

Lis Cuesta dijo por su lado que la cita fue un “espacio ideal para la retroalimentación entre los chefs nacionales y extranjeros” y para la difusión de la diversidad de la culinaria cubana. Anunció que la próxima edición estará dedicada a la influencia asiática en Cuba, “en especial la China”, y se le rendirán honores a la culinaria de la provincia de Sancti Spíritus.

Aparte de clases prácticas de cocina, conferencias, degustaciones, conciertos, la presentación de platos típicos como el casabe y el pescado tetí, propios del Oriente de Cuba, que tuvo el encuentro, durante la clausura se presentó a los asistentes el ron Havana Club Union, primer espirituoso de su tipo creado para acompañar el habano Cohíba Siglo VI.

A juzgar por los reportes de prensa, Cuesta Peraza no aludió a la escasez de alimentos que afecta hace décadas a los cubanos, quienes en general no pueden permitirse siquiera los platos típicos exaltados en el Cuba Sabe. En cambio, el Gobierno promueve algunas extravagantes sugerencias encaminadas a paliar la crisis alimentaria crónica que padece la Isla.

Entre ellas, a finales de 2019, en Santiago de Cuba las autoridades locales pusieron a la venta carne de jutía y avestruz, mientras que en Manzanillo, a principios de 2020, sumaron al menú carne de cocodrilo. Además, anunciaron la producción de alimentos reforzados con moringa, una sugerencia de Fidel Castro.

Con esas ofertas, el Gobierno siguió las recomendaciones del comandante Guillermo García Frías, quien alabó las ventajas de alimentarse con avestruz y animales endémicos cubanos, en una comparecencia televisiva muy criticada.

De espaldas a uno de los más crudos periodos de escasez de alimentos que hayan padecido los cubanos en época reciente, el Gobierno celebró con Cuba Sabe el segundo evento culinario de lujo organizado por Cuesta Peraza en menos de un año.

Antes, había presidido Gastrocult Cuba 2019, un encuentro-taller académico para profesionales, estudiantes, artistas y amantes de la culinaria, organizado también en el lujoso hotel Iberostar Grand Packard en enero pasado.