Esta tecnología brinda la solución práctica para los documentos digitales con la seguridad necesaria para que no puedan ser modificados o manipulados. Votar en elecciones de manera trasparente, firmar contratos digitales, guardar registros médicos y bancarios con bases de datos seguras e inmodificables son algunos de sus beneficios.

Según el Doctor Miguel Katrib, jefe del Grupo Blockchain del Instituto de Criptografía de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, “las criptomonedas tampoco son las únicas aplicaciones que se pueden hacer sobre Blockchain. Tenemos problemas para entretenernos y con esta tecnología podemos hacer decenas de aplicaciones para solucionarlos”.

“Las mayores fortalezas de las cadenas de bloques residen en la descentralización y en el nivel de seguridad que proporcionan, imposible de alcanzar con tecnologías precedentes. Se basan en una red de nodos conectados, que no son controlados por una lógica centralizada, lo cual hace que la Blockchain sea más difícil de atacar”, explicó Katrib en una entrevista para Cubadebate.

Acerca de las criptomonedas, Katrib dijo que su “alta volatilidad es un riesgo. Sus portadores saben que pueden transitar de ricos a pobres en una transacción, o viceversa. Hay quienes las ven como la madre de todas las burbujas que un día podría estallar drásticamente”.

Mientras tanto algunos jóvenes amantes de las tecnologías en la Isla se muestran escépticos y opinan que la descentralización y los potenciales que brinda el Blockchain, “no le conviene al estado cubano”.

“En Cuba recientemente se ha comenzado a hablar de criptomonedas, de cadena de bloques, del uso de los contratos inteligentes y de los Exchange de criptomonedas. Llegamos a conocer todo esto con años de atraso por la gran desinformación y desconexión que siempre hemos sufrido (…) A mi país siempre llega todo atrasado y en cuestiones de tecnologías todavía andamos en pañales, a ellos les asusta mucho los usos que tiene la Cadena de Bloques y la descentralización, así que no creo que abran todo tan fácil, solo usaran el Blockchain para lo que les convenga desarrollar. El Bitcoin serviría para guardar grandes cantidades del dinero lejos de la lupa de la Seguridad del Estado, algo que el gobierno no pueda controlar se vuelve un feroz enemigo”, comentó a CubaNet Iván Álvarez, un joven graduado de Cibernética que reside en la Habana.

Contratos inteligentes (Foto: Captura de pantalla/Cortesía del autor).

Otra utilidad que amplía las potencialidades asociadas a los contratos inteligentes es el token (unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos). Según Katrib, “el turismo es un sector susceptible de ser tokenizado debido a la gran cantidad de actores que tiene, transportistas, agencias de viaje, hoteles, restaurantes, artistas, suministradores estatales y privados”.

“El uso de esta tecnología le podría ahorrar miles de dólares al estado cubano en concepto de desvíos de recursos, pienso que usarán el Blockchain a su conveniencia porque podría ser un arma de doble filo debido a las características y potencial de descentralización que nos brinda”, añadió Iván.

“La descentralización y todo lo que se aleje del control absoluto no es una opción y nunca lo ha sido en la Cuba que conocemos los de mi generación”, agregó Iván.