Twitter/Paula BelmontePaula Belmonte junto a otros parlamentarios | Foto © Twitter/Paula Belmonte.-

—La diputada federal brasileña Paula Belmonte entregó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) documentos clasificados con información sobre los oscuros negocios entre los sucesivos gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) y el régimen cubano.

Aunque el interés principal de las autoridades estadounidenses era recoger documentos relacionados con la empresa JBS, la gigante brasileña del sector cárnico que controla fábricas y marcas en Estados Unidos, los agentes que visitaron la oficina de la diputada salieron con las manos llenas de información relativa a transacciones en Cuba, según dio a conocer este viernes la revista Veja.

Los documentos fueron obtenidos por una comisión especial parlamentaria que investigó los préstamos concedidos por el Banco Nacional de Desarrollo Económico (BNDES) entre 2003 y 2016, durante los gobiernos encabezados por Lula da Silva y Dilma Rousseff. La comisión entregó su informe final en octubre pasado, señalando irregularidades tanto en los créditos que impulsaron la expansión internacional del grupo JBS como en aquellos que financiaron obras en Cuba Venezuela y Mozambique.

En el caso cubano, el BNDES desembolsó $ 656 millones de dólares para la ampliación y modernización del Puerto del Mariel, ejecutada por la constructora brasileña Odebrecht.

La asesoría de la parlamentaria niega, sin embargo, que se haya entregado a los agentes estadounidenses información clasificada “Todos los documentos obtenidos por la comisión del BNDES son públicos”, aclara una nota divulgada tras la revelación del citado medio.

En contacto directo

La congresista Belmonte ejerció como vicepresidenta de la comisión de investigación del BNDES y destacó como uno de los parlamentarios más activos y críticos de las administraciones anteriores del banco estatal.

La colaboración con Estados Unidos comenzó el año pasado, durante los trabajos del grupo de investigación. Belmonte viajó a Washington para intercambiar informaciones con el Departamento de Justicia y sostener un encuentro con congresistas estadounidenses que investigan la compra de fábricas en ese país por parte del gigante brasileño de la carne.

No satisfecha con los resultados del informe final de la comisión parlamentaria sobre el BNDES -que optó por absolver de responsabilidad a los expresidentes Lula y Dilma Rousseff- y en otro intento de exponer operaciones irregulares llevadas a cabo por el PT, Belmonte encabezó hoy un grupo que solicitó al exjuez y actual ministro de justicia de Brasil, Sergio Moro, la creación en ese ministerio de un grupo especial para “investigar la corrupción en el BNDES”, según anunció la diputada en Twitter.

El mismo pedido había sido entregado ayer al Procurador General de la República. “Queremos una especie de Operación Lava Jato, exclusiva del BNDES”, escribió la congresista en su red social.

Cerrando el cerco

Belmonte es diputada por el partido Ciudadanía, aliado del gobierno Bolsonaro. Desde su arribo al parlamento, en 2018, se ha mostrado como una feroz crítica del régimen cubano.

En diciembre del año pasado, la novel diputada reunió 170 firmas en apoyo a la apertura de una nueva comisión de investigación parlamentaria enfocada únicamente en revisar todos los negocios realizados por los gobiernos anteriores con el régimen cubano que pueden haber causado pérdidas a los cofres públicos brasileños.

El trámite se encuentra en la etapa final, a la espera de la aprobación del presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia.