Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho (Foto: La Patilla).-

 

La medida forma parte de un esfuerzo por acabar con la corrupción y la criminalidad vinculadas al régimen de Maduro en Venezuela.

NUEVA YORK – La sección de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Nueva York ofreció este lunes una recompensa por Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, mano derecha del ministro chavista de Petróleo, Tareck El Aissami, acusado de narcoterrorismo por EE.UU.

Ramírez Camacho, que fue agregado a la lista de los más buscados de la agencia, también es objetivo del crimen organizado transnacional del Departamento de Estado de los Estados Unidos (DOS).

Las medidas contra el funcionario forman parte de un esfuerzo por acabar con la corrupción y la criminalidad vinculadas al régimen de Maduro en Venezuela.

A través del programa de recompensas, se ofrecen hasta $ 5 millones por información que conduzca al arresto o condena de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, un funcionario del gobierno venezolano acusado de tener profundos lazos políticos, sociales y económicos con múltiples presuntos narcotraficantes, incluido Tareck EI Aissami.

La investigación contra Ramírez Camacho fue realizada por la Fuerza de Tarea de Delitos Financieros de El Dorado de HSI Nueva York.

Ramírez Camacho se desempeña actualmente como superintendente de criptomonedas de Venezuela y ha sido acusado en el Distrito Sur de Nueva York por violaciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (Ley Kingpin) y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE. UU.

El Programa de recompensas de la delincuencia organizada transnacional fue establecido por el Congreso en 2013 como una herramienta para ayudar al gobierno estadounidense a identificar y llevar ante la justicia a miembros de importantes organizaciones criminales transnacionales. También ofrece recompensas por información que conduzca al arresto y/o condena de presuntos miembros de organizaciones criminales transnacionales involucradas en actividades delictivas que amenazan la seguridad nacional, como el tráfico de personas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y otros tipos de contrabando.