Bajan féretro por las escaleras en la funeraria de Infanta | Foto Facebook de Ángel Santiesteban.

 

 

La razón no era un desperfecto de último minuto. Según supieron los estupefactos familiares, la orientación era que el elevador no podía usarse para ahorrar combustible.

 

Ernesto Morales

Ernesto Morales

—La surrealista denuncia la ha formulado el escritor y activista cubano Ángel Santiesteban Prats en sus redes sociales. Según su publicación, los familiares de un fallecido a quien velaban en la funeraria “La Nacional”, de Infanta, en La Habana, no podían creer lo que les acababan de informar: el féretro debía ser trasladado de la planta superior a la calle usando las escaleras interiores, porque el ascensor no se podía usar.

El post del escritor Santiesteban, ganador del Premio Casa de las Américas 2003 por su volumen de cuentos “Dichosos los que lloran”, ha sido compartido cientos de veces desde su muro de Facebook y ha provocado una oleada de indignación.

En los últimos meses, no solo los cubanos vivos han sufrido las carencias profundas en el país gobernado por Miguel Díaz-Canel. También lo han padecido los muertos.

Post de Ángel Santiesteban en Facebook

Las imágenes del cadáver trasladado a plena luz del día en una camilla del hospital a la funeraria, en el poblado de Guines, se volvió viral hace solo un mes.

Además, causó enorme revuelo el hallazgo de un cadáver en descomposición en la cisterna del hospital “Iván Portuondo”, de San Antonio de Los Baños. Ahora le ha tocado el turno a los fallecidos que terminan sus horas descansando en una funeraria, donde sus familiares deberán pasar un infierno para llevarlos hasta la calle si son velados en una segunda planta. Y por último rezar porque haya combustible para el vehículo fúnebre, o su último trayecto hasta el sepulcro será a hombros por las calles.