Hombre con camiseta de Estados Unidos en La Habana, 2019 (foto Yamil Lage/MSN).-

Obligándonos a obedecer, nos hicieron, aunque sufriera nuestra moral, expertos en simular acatamientos. Pero jamás consiguieron domarnos del todo.