Área en cuarentena en la ciudad de Ciego de Ávila. / TV AVILEÑA.-

 

En ese territorio cubano se han reportado más de 500 contagios desde el comienzo del repunte de la pandemia.

DDC, Ciego de Ávila |

—El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) cubano reconoció que no sabe cuándo la situación sanitaria provocada por la expansión del Covid-19 en Ciego de Ávila, el nuevo epicentro de la pandemia en la Isla, será revertida.

“Pronósticos siempre existen, pero es muy pronto para darlos, teniendo en cuenta el comportamiento de la pandemia y las dificultades en el inicio del rebrote”, declaró a la Televisión Avileña el doctor Pablo Feal Cañizares, especialista de primer grado en Epidemiología y director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (PROSALUD).

El funcionario achacó a la “falta de cuidado y de autorresponsabilidad” el rebrote en ese territorio, donde hasta el momento se han reportado más de 500 casos positivos desde el repunte de la pandemia, en declaraciones de las que el diario oficial Granma se hizo eco.

“Aquí han influido varios aspectos, fundamentalmente la falta de autocuidado y autorresponsabilidad. Los individuos dejaron, en un momento determinado, de usar el nasobuco con frecuencia; el distanciamiento físico no fue el más adecuado; hubo dificultades con las barreras sanitarias o de desinfección; con la higiene de las manos y de las superficies. Eso sucedió en la población, las casas e instituciones de salud, por lo que se facilitó la transmisión del virus”, reconoció.

Feal Cañizares indicó que Ciego debe estar cerca del pico de contagios. “Realmente, la cifra de casos está en un nivel bien alto y, por las evaluaciones que hemos hecho, si no lo estamos, debemos estar cerca del pico, para ver que empiece a reducirse la curva y las medidas de control hagan efecto. Con más razón, no se puede bajar la guardia”.

En la provincia se mantiene uno de los mayores brotes producidos en toda Cuba en el Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola, que tiene más de 120 enfermos acumulados, entre trabajadores y pacientes, según reconoció el doctor Julio Yamel Verdecia Reyes, director del homólogo centro asistencia de Holguín, el Vladimir Ilich Lenin.

En declaraciones a la emisora avileña Radio Surco que el periódico oficial Invasor recogió, Verdecia Reyes aseguró que aún es temprano para hablar de control de la enfermedad en esa instalación.

“No podemos cantar victoria aún. Una actitud de triunfalismo, en estos momentos, sería equivocarnos. No obstante, estamos aproximadamente a 15 días del último caso positivo que guarda relación con el evento del hospital, resultado de lo que se hace. Tampoco podemos olvidar que el periodo de incubación de la enfermedad es de hasta 14 días”, detalló.

En Ciego de Ávila lleva semanas trabajando personal sanitario de Camagüey, Cienfuegos, Granma, Guantánamo, Holguín, Matanzas, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus, Las Tunas y Villa Clara.

“Algunos profesionales asumen funciones asistenciales en los dos hospitales de la ciudad, en servicios como terapia, obstetricia y cirugía general, y otros están vinculados con especialistas en Epidemiología, en la asesoría para el control epidemiológico en las poblaciones”, dijo Verdecia Reyes.

Por su parte, el doctor Pablo Feal Cañizares indicó que el grupo de epidemiólogos que ha trabajado el Covid-19 en Cuba considera la hipótesis de que el virus ha tenido algunos cambios, pendientes a verificar, que pueden influir en la aparición y forma de manifestarse a través de sus signos y síntomas, aunque no ofreció detalles al respecto.

Aseguró que la pesquisa es una de las medidas de intervención más importante que tiene el control de la enfermedad, porque “con ella identificamos la persona que es posible esté enferma. Garantiza el aislamiento en los centros y la probabilidad de que transmita el padecimiento es muy poca”.

Mientras La Habana, que comenzó el proceso de desconfinamiento después de un mes de limitación de movimiento y toque de queda nocturno, ha experimentado una disminución de los casos confirmados oficialmente, Ciego de Ávila persiste como el centro de la pandemia en Cuba.

En las últimas horas, la prensa oficial confirmó los rumores acerca de un brote de coronavirus en la prisión llamada Canaleta, en Ciego de Ávila, el cual implica tanto a trabajadores como a reclusos, aunque no precisaron el número de casos.

Los infectados en el penal habrían sido trasladados a instituciones de salud destinadas a los pacientes de coronavirus, y a todos se les estarían aplicando los protocolos sanitarios para paliar la enfermedad.

Este viernes el MINSAP reportó 27 nuevos casos en ese territorio, de los 48 que totalizó esta jornada el país.

El total de contagios desde marzo en la Isla asciende a 5.718.